Cómo cocinar una chuleta en el horno

Una chuleta es un corte de carne con hueso obtenido de las costillas del animal. Si sacas el hueso, tienes un filete ribeye. Las chuletas son cortes tiernos de res, llenos de grasa y sabor, con poco tejido conectivo, lo que hace que sean menos duras. "Pan roasting", un método en el que el rápido sellado en una sartén es seguido por cocción a temperatura moderada en el horno, puede producir resultados más tiernos y sabrosos si se hace correctamente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Toalla de papel
  • Sal y pimienta
  • Una sartén de acero inoxidable
  • 2 cucharadas de aceite de canola
  • Un termómetro para horno

Instrucciones

  1. Retira la chuleta del refrigerador al menos 30 minutos antes de la cocción. Al llevar la carne a temperatura ambiente, se requiere menor tiempo de cocción y la chuleta se cocinará en forma más pareja. Sécala con una toalla de papel para absorber el exceso de humedad. Condimenta a gusto con sal y pimienta.

  2. Precalienta el horno a 375 grados Fahrenheit. Enciende la cocina al máximo y coloca una sartén de acero o hierro sobre la hornalla. Una vez calentada, agrega aceite de canola u otra grasa para cocinar. Agregar el aceite una vez que la sartén está caliente evita que se pegotee. Cuando el aceite se caliente coloca la chuleta en la sartén, usando pinzas y teniendo cuidado de no salpicarte.

  3. Dora la carne, sellándola durante algunos minutos de cada lado. El objetivo de esta dosis inicial de calor es doble: matar las bacterias de la superficie y dorar y dar sabor a la misma. Puedes presionar la carne con una espátula para emparejar el dorado; esto no causará pérdida de jugos.

  4. Coloca la sartén con la chuleta sellada en el horno. Usa un termómetro para revisar la cocción. Para que la carne quede "medium rare" (al punto), retírala cuando su temperatura interna sea de 130 grados Fahrenheit; la temperatura seguirá elevándose durante algunos minutos mientras la carne queda fuera del horno.

  5. Deja reposar la chuleta al menos 5 minutos antes de servirla. Si cortas la carne inmediatamente, los jugos no se habrán asentado y se perderá humedad.

Consejos y advertencias

  • El U.S. Department of Agriculture recomienda retirar una chuleta de la fuente de calor sólo cuando haya alcanzado una temperatura de 145 grados Fahrenheit. Este nivel de cocción sería tres cuartos.

Más galerías de fotos



Escrito por christine pillman | Traducido por mariana palma