Cómo cocinar con champiñones enlatados

Los alimentos enlatados son una forma conveniente y económica de agregar frutas y verduras a tu dieta y su rica textura los hace un buen sustituto de la carne en recetas vegetarianas. Utilizar champiñones enlatados puede agregar una pequeña cantidad de fibra y otros nutrientes, incluyendo hierro, magnesio y vitaminas del complejo B, a tus recetas favoritas. Si tu receta requiere de una libra (454 g) de champiñones y prefieres utilizar la versión enlatada, sustituye por una lata de 6 onzas (170 g) para una cantidad similar. Las opciones para añadir champiñones enlatados a tu platillo están limitadas solamente por tu imaginación. Toma una lata o dos la próxima vez que te dirijas al supermercado y sé creativo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Champiñones en conserva
  • Abrelatas
  • Colador pequeño
  • Tabla de cortar
  • Cuchillo afilado
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Pequeño sartén

Instrucciones

    Instrucciones

  1. Abre tu lata de champiñones con un abrelatas.

  2. Vierte el contenido de la lata en un pequeño colador. Enjuaga con agua fría.

  3. Escurre las setas durante dos o tres minutos, o hasta que todo el jugo y el agua se escurran.

  4. Corta los champiñones en trozos pequeños, si es necesario.

  5. Añade los champiñones escurridos a tus recetas. Incluye algunos en tu salsa para tu receta favorita de salsa para pasta, sopa, estofado o guiso de cacerola. Toma unas cucharadas de champiñones enlatados para un sándwich de queso a la plancha o emparedado de albóndigas. Pon un poco en la parte superior de una hamburguesa o agrega a una salchicha a la parrilla. Agrega algunos champiñones enlatados a carnes a la parrilla o pollo asado o pon algunos sobre una ensalada verde.

  6. Saltea los champiñones en una pequeña cantidad de aceite de oliva durante dos o tres minutos como una forma alternativa de cocinarlos. Sirve como un nutritivo acompañamiento espolvoreado con perejil fresco.

Consejos y advertencias

  • Los champiñones enlatados vienen enteros o troceados. Ambas variedades tienen el mismo sabor.
  • Los champiñones enlatados se pueden combinar con las cebollas salteadas y los jalapeños como un nuevo y diferente relleno para tacos. Espolvorea con tomate y lechuga picados y sirve caliente.
  • Coloca una capa de champiñones de lata a tu receta de lasaña favorita. Esto puede dar volumen a la receta o reemplazar parte de la carne para una receta baja en grasa saturada.
  • Si los champiñones frescos son demasiado caros, intenta reemplazar la mitad de lo que necesitas para tu receta con champiñones enlatados para ayudar a reducir el costo de tu comida.
  • No es necesario que cocines la mayoría de las marcas de champiñones de lata. Ya están cocinados antes del proceso de enlatado, pero pueden hacerse chiclosos si se cocinan demasiado. Añádelos a las recetas al final del proceso de preparación si encuentras que esto es un problema.
  • Los champiñones en lata son altos en sodio: cada taza contiene 663 mg, o más de un tercio de tu límite diario. Busca variedades bajas en sodio de champiñones enlatados o en su lugar, utiliza frescos.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mayra cabrera