Cómo cocinar carne picada para hacer spaghetti con salsa boloñesa

Como el chile estadounidense, la salsa boloñesa tiene tantas variaciones como tantos cocineros hay preparando su propia versión personal. Para proteger la integridad del plato, la ciudad de Bologna adoptó la receta oficial en 1982. El sabor crujiente y la suave salinidad de la panceta combinada con la dulzura de las zanahorias y la suculencia de la carne bien dorada añade riqueza a esta salsa hecha a base de tomate. La clave consiste en dorar bien la carne para resaltar cada parte de su sabor.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Sartén
  • Aceite
  • Panceta picada
  • Cebolla pelada y picada
  • Zanahorias finamente picadas
  • Apio finamente picado
  • Ajo pelado y aplastado
  • Espátula de madera
  • Condimentos

Instrucciones

  1. Vierte una pequeña cantidad de aceite en el fondo de una sartén profunda. El aceite de oliva añade sabor, pero puedes usar aceite de canola o aceite vegetal, si así lo prefieres. Calienta el aceite a fuego medio-alto durante 45 segundos más o menos o hasta que esté caliente.

  2. Fríe la panceta picada en el aceite caliente hasta que esté crujiente, revolviendo constantemente para que no se pegue o queme. Una buena cantidad de panceta serían tres o cuatro rebanadas por cada libra de carne.

  3. Añade cebollas y ajo. La cantidad exacta es una cuestión de gusto personal, pero una cebolla pequeña y uno o dos dientes de ajo por cada libra de carne picada es un buen punto para arrancar. Saltea la cebolla y el ajo hasta que la cebolla se ablande y se vuelve traslúcida, lo que debería tardar de 3 a 5 minutos. Baja el fuego si el ajo empieza a dorarse.

  4. Agrega la carne picada y córtala en trozos más pequeños con una espátula de madera u otro utensilio plano que sea a prueba de calor.

  5. Condimenta la carne y las verduras con sal, pimienta y condimento italiano, que generalmente contiene orégano, tomillo y albahaca. Mezcla bien para integrar bien la carne, verduras y condimentos.

  6. Sube el fuego lo más alto posible. Agrega el apio y la zanahoria. Una buena medida es un tallo de apio y una zanahoria por cada libra de carne, pero puedes agregar más o menos según tu gusto. Cocina y revuelve la mezcla hasta que la carne se haya vuelto de un color marrón dorado oscuro. Esto puede tardar 10 minutos o más, dependiendo de la cantidad de carne que haya en la sartén.

Consejos y advertencias

  • Omite el aceite de oliva si la carne picada contiene más de un 15 por ciento de grasa, ya que ésta junto a la panceta largará suficiente grasa como para evitar que se pegue algo a la sartén.
  • Diluye la carne en la sartén con un buen chorro de vino tinto antes de proceder con la salsa para lograr un buen y picante sabor.
  • No cocines de menos la carne picada: la cocción insuficiente es un riesgo para la salud, y no lograrás aprovechar todo el sabor de la carne.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por elizabeth funes