Cómo cocinar una carne asada de fondo redondo a término medio

La USDA recomienda cocinar cualquier carne a una temperatura mínima de 140 °F (60 °C) para matar las bacterias transmitidas por los alimentos, que pueden multiplicarse rápidamente a temperaturas cálidas por debajo de este punto. Sin embargo, algunos entusiastas de la carne piensan que esto es demasiado y que 130 °F (54 °C) es mejor para la carne a término medio. Un asado de fondo redondo es ideal para cocinar a término medio, ya que puede volverse seco y duro se se cocina de más. Sin embargo, con un control cuidadoso de la temperatura interna, puedes crear un asado tierno y jugoso.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Pasta sazonadora
  • Envoltura plástica
  • Recipiente para rostizar
  • Termómetro para carne
  • Bandeja

Instrucciones

  1. Prepara tu asado un día antes de aplicar tu pasta favorita para sazonar. Asegúrate de que la carne esté suficientemente seca para retener la pasta, usando una toalla de papel para secar el exceso de humedad en primer lugar, si es necesario. Cubre la carne uniformemente con la pasta, séllala con una envoltura plástica y refrigera durante la noche. Sácala de la nevera un par de horas antes de cocerla y deja que se adapte a la temperatura ambiente.

  2. Precalienta tu horno a 475 °F (246 °C). Mueve tu asado al recipiente para rostizar y coloca un termómetro para carne en la parte más gruesa del asado.

  3. Rostiza tu asado a alrededor de 475 °F (246 °C) por 30 minutos. Reduce la temperatura a 350 °F (177 °C) y sigue rostizando. Monitorea el termómetro para carne al nivel de cocción deseado. Cualquier temperatura interna menor a 130 °F (54 °C) es casi crudo. No calientes a una temperatura interna de más de 140 °F (60 °C) o tu carne no estará a término medio.

  4. Retira tu asado del horno y colócalo en una bandeja cuando haya llegado a la temperatura deseada. Deja que repose por 15 minutos antes de cortarlo y servirlo. Los jugos se reabsorberán de vuelta a la carne.

Consejos y advertencias

  • Debido a un asado de fondo redondo puede estar seco y no tener una cocción adecuada, también es un buen corte para utilizar en guisos como carne asada en una olla de cocción lenta. Ambos métodos le permiten absorber la humedad durante el proceso de cocción.
  • Puedes utilizar una parrilla al aire libre para preparar un asado a la misma temperatura interna al cocinarla. Si decides hacerlo así, controla la temperatura interna de la carne cuidadosamente. Dora a fuego directo por no más de ocho minutos por cada lado, y luego termina la cocción con calor indirecto, no sobre las brasas o sobre un quemador de la parrilla de gas caliente.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por ulises domínguez