Cómo cocinar camarones pelados y sin pelar

Puedes cocinar camarones pelados y sin pelar con los mismos métodos, pero la cáscara evita que la carne se dore. Por ejemplo, si te gusta el sabor ahumado de la parrilla, pero no te gusta el sabor carbonizado que queda, haz los camarones a la parrilla con las conchas y pélalos después de asarlos. O, si quieres cocinar los camarones rápidamente a fuego alto, pero no deseas el color dorado y la textura que imparte, saltea los camarones sin pelarlos y saca la cáscara más tarde. Puedes agregar las cáscaras crudas si las usas el mismo día que las sacas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

    Salteados

  1. Calienta un par de cucharadas de aceite en una sartén a fuego medio. Acaricia los camarones con una toalla de papel para secarlos.

  2. Añade olores y aromas, como ajo y cebolla picada a la sartén y cocina hasta que estén salteados, si deseas. También puedes agregar ramitas de hierbas y especias enteras para darle sabor al aceite, si quieres.

  3. Agrega los camarones a la sartén en una capa uniforme y sazona con sal kosher y pimienta recién molida negra. Cocina los camarones durante 1 minuto aproximadamente.

  4. Añade 1/2 taza de vino blanco seco, agua o caldo a la sartén. Cocina los camarones, revolviendo ocasionalmente, hasta que el líquido se evapore, unos 4 minutos.

  5. Saca las cáscaras de los camarones si no lo has hecho ya y deséchalas. Mezcla los camarones en la sartén para cubrir con aceite de oliva y servir.

    Frío escalfado

  1. Agrega suficiente caldo o agua a una cacerola u olla para cubrir los camarones por un par de pulgadas. Si deseas hacer un lingote de corte rápido, agrega los ingredientes aromáticos y picantes, como mirepoix, rodajas de limón y ajo, al agua y cocina a fuego lento durante 15 minutos.

  2. Sazona el líquido a gusto y lleva a ebullición. Agrega los camarones a la sartén y retira del fuego.

  3. Cubre la cacerola con una tapa que cierre bien. Escalfa en frío los camarones durante 15 minutos y escurre en un colador. No enjuagues los camarones, pero tira las cáscaras cuando estén lo suficientemente frías como para manipularlas y sirve con mantequilla derretida.

    A la parrilla

  1. Marina los camarones en aceite y jugo de limón de oliva durante 15 minutos antes de asarlos, si así lo deseas. Haz brochetas de camarones en cruz con pinchos de madera, espaciando cada uno de aproximadamente 1/2 pulgada (1,2 cm) de distancia de la siguiente.

  2. Organiza los elementos de la parrilla por lo que tengan unas pulgadas de espacio en el lado izquierdo o derecho. Los bordes de la parrilla no son tan calientes como el centro, por lo que es el mejor lugar para el camarón. Si estás configurando la parrilla sólo para el camarón, configúrala para que se cocine con fuego medio o pon una capa de carbón vegetal en la bandeja para carbón.

  3. Limpia el exceso de adobo y sazona los camarones a gusto por ambos lados si es necesario. Coloca los camarones en el borde exterior de la parrilla si tienes otros alimentos en ella; si se establece la parrilla a fuego medio, pon los camarones en cualquier lugar de la parrilla.

  4. Asa los camarones unos 4 minutos por cada lado. Tira de los pinchos y pela las conchas antes de servir.

Consejos y advertencias

  • Los camarones pelados y los congelados tienen sus venas eliminadas a menos que la etiqueta diga lo contrario. Si tienes camarones sin pelar frescos, corta la cáscara en medio por la parte posterior y luego saca la vena con la punta de un cuchillo de cocina.

Más galerías de fotos



Escrito por a.j. andrews | Traducido por juan ignacio ceviño