Cómo cocinar calalú al horno

También conocido como "dedo de mujer" por su forma esbelta y puntiaguda, el calalú es una verdura verde que contiene una pulpa blanca y pequeñas semillas. La Extensión de la Universidad de Illinois recomienda añadir calalú a la dieta por sus múltiples nutrientes. Media taza de calalú cocido aporta 460 IU de vitamina A, 13 miligramos de vitamina C y una cantidad de minerales. Además contiene 2 gramos de fibra, 1,5 gramos de proteína y 5,8 gramos de hidratos de carbono. Si utilizas calalú congelado por comodidad, tampoco se alteran sus nutrientes. Puedes consumir calalú en un estilo asiático tipo curry o estofado, o cocerlo al horno para un plato principal o guarnición de verduras bajas calorías.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Colador
  • Toalla de cocina
  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • Placa para hornear
  • Sal y especias
  • Aceite de oliva
  • Lámina de aluminio

Instrucciones

  1. Lava el calalú entero en agua tibia. Escurre el agua y colócalo en una toalla para que se seque bien. También puedes secarlo con una toalla de secar platos.

  2. Quita los bordes duros de cada calalú con un cuchillo. Conserva el calalú entero, córtalo en mitades a lo largo o córtalos en partes más pequeñas.

  3. Espolvorea un poco de sal en el calalú y deja que se asiente durante unos minutos. La sal ayuda a absorber todo exceso de agua y evita que la verdura se torne viscosa con la cocción. Con una toalla de papel, retira la sal luego de unos minutos para mantener un nivel bajo de sodio.

  4. Coloca el calalú en una placa para hornear. Echa en forma de lluvia aceite de oliva y añade especias a gusto. Especias típicas para platos de calalú tradicionales incluyen pimentón dulce, cúrcuma, comino y coriandro.

  5. Cubre el plato con lámina de aluminio. Coloca en el horno y hornea hasta que esté tierno y cocido por todos lados. Al mantener cubierta la placa, evitas que el calalú se seque demasiado.

Consejos y advertencias

  • También puedes rellenar el calalú con granos como quinoa, lentejas o carne magra picada. Para que el calalú sea bajo en calorías, pásalo por aceite de oliva o aceite vegetal en lugar de manteca.
  • Sirve el calalú cocido con una guarnición de arroz o pan árabe.
  • Manipula la placa de horneado con guantes para horno para evitar quemaduras. Asimismo, asegúrate de no exponer tu piel al vapor caliente que sale de la placa.

Más galerías de fotos



Escrito por nadia haris | Traducido por eliana caruso