Cómo cocinar la calabaza espagueti para utilizarla como fideos

El concepto de hacer crecer fideos en tu jardín suena tan absurdo como que crezca dinero de los árboles, pero en realidad no es difícil. La calabaza espagueti (spaghetti squash) es fiel a su nombre, ya que produce cantidades copiosas de tiras parecidas a los fideos de una sola vid. La calabaza debe cocinarse por adelantado, pero una vez prepares los fideos puedes recalentarlos en cualquier momento para utilizarlos con tu salsa favorita.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tenedor o pincho
  • Bandeja para hornear
  • Papel pergamino
  • Cuchara
  • Tazón para servir

Instrucciones

    Hornear toda la calabaza

  1. Pincha la cáscara dura de la calabaza en varios lugares con un pincho o con la punta de un cuchillo para pela, así el vapor puede salir mientras se cocina. De lo contrario explotaría dentro de tu horno.

  2. Precalienta tu horno a 350 grados Fahrenheit. Coloca la calabaza sobre una bandeja para hornear cubierta con papel pergamino y deslízala dentro de tu horno.

  3. Hornea la calabaza aproximadamente por 45 a 60 minutos hasta que puedas perforarla fácilmente con un tenedor o un pincho. Retírala del horno y deja que se enfríe lo suficiente para manipularla.

  4. Corta la calabaza a la mitad longitudinalmente y utiliza una cuchara para sacar las semillas y la pulpa alrededor. Luego separa las tiras parecidas a los espaguetis del borde al centro con un tenedor, haciendo una pila de tiras en cada mitad de la calabaza. Vierte estas tiras en un tazón para servir.

  5. Sirve los "fideos" de calabaza inmediatamente con tu salsa favorita para espagueti o almacénalas en el refrigerador o congelador. Recalienta la calabaza en tu microondas como sea necesario o sumerge las tiras por unos minutos dentro de agua caliente para volverlos a calentar.

    Hornear la mitad de la calabaza

  1. Coloca la calabaza sobre tu tabla de cortar y utiliza un cuchillo de chef pesado o un cuchillo de carnicero para dividirla a la mitad longitudinalmente.

  2. Precalienta tu horno a 350 grados Fahrenheit. Utiliza una cuchara para sacar las semillas y la pulpa de la cavidad de la calabaza. Si lo deseas, condimenta el interior con sal y pimienta.

  3. Coloca las mitades con el corte hacia abajo sobre una bandeja para hornear cubierta con papel pergamino. Desliza la bandeja dentro de tu horno y hornea las mitades por 30 a 45 minutos o hasta que puedan perforarse fácilmente con un tenedor o un palillo de dientes.

  4. Retira la calabaza de tu horno y déjala enfriar hasta que puedas manipularla de forma cómoda. Raspa las tiras de vegetal de los bordes de cada mitad hasta el centro, luego viértelas en un tazón.

  5. Sirve las tiras frescas y calientes con salsa blanca o roja para espagueti o almacénalas para utilizarlas después y refrigéralas.

Consejos y advertencias

  • Antes de cortar la calabaza es mejor lavar la cáscara exterior cuidadosamente debajo de un chorro de agua. Esto removerá cualquier bacteria de la tierra que se haya adherido a la superficie antes de cortarla con un cuchillo.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por alejandra rojas