Cómo cocinar brócoli congelado

El brócoli es un vegetal crucífero alto en vitamina C, vitamina A y un compuesto llamado sulforafano que podría protegerte contra el cáncer, de acuerdo con Oregon State University. El vegetal es delicioso y fácil de preparar en su estado fresco, pero podría no estar disponible en tu supermercado en algunos momentos del año. El brócoli congelado es fácil de manipular, barato y abundante. Agrega brócoli congelado a un plato salteado o de pasta, para tener una comida deliciosa y nutritiva.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Taza medidora
  • Cacerola
  • Sal
  • Tenedor
  • Colador
  • Aerosol para cocinar
  • Aceite de oliva
  • Sartén
  • Cuchara
  • Molde para hornear
  • Condimentos

Instrucciones

    Hervido

  1. Vierte agua en una cacerola lo suficientemente grande como para que entre el brócoli. Los cristales de hielo en los vegetales congelados proveen un poco de humedad, por lo que sólo se necesita una pequeña cantidad de agua. Usa 1/4 de taza por cada taza de brócoli. Agrega una pizca de sal.

  2. Calienta el agua salada al punto de ebullición antes de agregar en la cacerola el brócoli congelado.

  3. Cubre la cacerola y deja que el agua vuelva a hervir. Baja el fuego, si es necesario, para evitar que el agua burbujee sobre la cacerola.

  4. Cocina el brócoli por cinco a ocho minutos luego de que el agua hierva. Prueba la ternura con un tenedor; los dientes del tenedor deberían ingresar en el brócoli sin resistencia.

  5. Cuela el brócoli cocinado con un colador.

  6. Condimenta los vegetales con ajo, hierbas o una pizca de queso parmesano antes de servir.

    Frito en sartén

  1. Descongela el brócoli congelado en el refrigerador hasta que puedas separar los floretes unos de otros. El descongelamiento parcial puede llevar una hora o menos, dependiendo del tamaño del paquete.

  2. Rocía una sartén grande con aerosol para cocinar o calienta 1 cucharada de aceite de oliva a fuego medio.

  3. Agrega el brócoli parcialmente descongelado a la sartén, extendiendo el vegetal en una sola capa.

  4. Cubre la sartén.

  5. Cocina el brócoli por aproximadamente 10 minutos. Revuelve el vegetal una o dos veces para asegurar una cocción uniforme.

  6. Agrega los condimentos durante los últimos minutos del freído.

    Horneado

  1. Descongela el brócoli lo suficiente como para separarlo.

  2. Rocía un molde para hornear con aerosol para cocinar y precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit.

  3. Condimenta el brócoli congelado antes de hornearlo en el horno.

  4. Cubre el molde y hornéalo a 350 grados por 40 a 45 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por paula ximena cassiraga