Cómo cocinar bifes cortados finos

Los bifes cortados finos están disponibles en muchos supermercados y en carnicerías. Se venden en paquetes con cuatro o seis filetes y por lo general están etiquetados como desayuno, sándwich, rebanadas finas o filetes al minuto. Este pequeño corte magro de carne sin hueso proviene del ojo del filete redondo. Debido a su dureza, el filete redondo generalmente se usa como carne para los guisos o se procesa en cubos de carne. Los filetes de un minuto, llamados así porque literalmente puedes cocinarlos en un minuto, se cortan lo suficientemente delgados para que la masticabilidad no disminuya su sabor robusto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Toalla de papel
  • Mazo de carne
  • Sal y pimienta recién molida a gusto
  • Marinada
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • Sartén antiadherente
  • Aceite
  • Pinzas
  • Plato
  • Aceite de cacahuete
  • Verduras a elección
  • Ajo
  • Jengibre
  • Salsa para freír
  • Espátula para Wok

Instrucciones

    Preparación y manipulación

  1. Quita los bifes del refrigerados 10 minutos antes de cocinarlos. Usa una toalla de papel para secarlos antes de cocinarlos.

  2. Golpea ambos lados del bife con un mazo para carne.

  3. Frota sal y pimienta en ambos lados del bife. Si así lo deseas, puedes marinar los bifes durante toda la noche en el refrigerador. Una marinada deja el bife un poco más tierno pero por sobre todo le brinda sabor.

    Sofreír

  1. Precalienta una sartén antiadherente a fuego alto durante varios minutos hasta que esté bien caliente. Debes sentir el calor que irradia de la sartén cuando mantienes la manos a unas pulgadas de la superficie. Si dejas caer una gota de agua, debería chisporrotear.

  2. Esparce una cucharada de aceite en la superficie de la sartén.

  3. Coloca los filetes de un minuto en la sartén. Sofríe durante 30 a 60 segundos. Usando una pinza, da vuelta los filetes y tuesta el otro lado durante 30 a 60 segundos. No cocines demasiado. Quedan mejor cuando están poco cocidos o medio cocidos.

  4. Quítalos del sartén y deja los filetes en reposo durante cinco minutos antes de servirlos.

    Freír

  1. Corta el filete en tiras de 2 pulgadas de largo (5 cm). Corta las verduras que cocinarás con la carne en trozos de tamaño uniforme. Pica verduras aromáticas, como el ajo o el jengibre. Prepara la salsa de acuerdo a la receta o usa una salsa embotellada para freír en la sección internacional de tu supermercado. La mayoría de las salsas que se compran en la tienda no necesitan que las espeses. Si piensas hacer una salsa a partir de una receta, debes espesarla agregando 2 cucharadas de agua fría. Revuelve hasta que no queden grumos.

  2. Precalienta el wok a fuego alto hasta que esté muy caliente. Agrega 2 cucharadas de aceite de cacahuate y extiéndelo en el wok. Agrega las verduras aromáticas y fríelas durante 15 segundos. Agrega la carne cortada. Fríela, revolviendo constantemente, hasta que el exterior esté dorado.

  3. Quita la carne y ponla en un plato. Agrega 2 cucharadas de aceite de cacahuate en el wok. Espera a que se caliente durante 20 segundos y luego agrega las verduras. Fríelas durante tres a cinco minutos, revolviendo constantemente hasta que estén tiernos pero crocantes.

  4. Agrega el filete dorado. Revuelve las verduras y el filete y fríe durante un minuto. Agrega la salsa, revolviendo cada 20 o 30 segundos. Lleva la salsa a un hervor. Si necesitas espesar la salsa, agrega el espesante de a poco por vez, revolviendo constantemente.

Consejos y advertencias

  • Usa un termómetro de carne para probar la temperatura interna del filete. Para comer un filete poco cosido en forma segura, debe alcanzar al menos los 130 grados Fahreneheit (54 grados centígrados). Esto ayuda a reducir el riesgo contraer enfermedades contraídas por alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por jon williams | Traducido por alejandra prego