Cómo cocinar un asado de forma lenta

Debido a que se trata de una sección del músculo utilizado con frecuencia por la vaca, el asado de pierna es uno de los más duros y magros cortes de carne. Sin embargo, puede llegar a ser tierno y jugoso cuando se cocina adecuadamente a fuego lento durante un largo período de tiempo. El asado de pierna puede ser asado lento en una bandeja para asar en un método llamado "asado seco", o puede ser asado lento en una olla con un poco de líquido, lo que técnicamente se llama "estofado". Ambos métodos funcionan, pero a causa de la dureza y la flaqueza de la carne, asarla en una olla suele ser el más exitoso.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • 4 libras asado de pierna
  • 1 cucharada de sal kosher
  • 1 cucharada de pimienta
  • 1/4 tazas de harina
  • ¼ taza de aceite vegetal
  • 1 cucharada de hierbas y especias a tu elección
  • Olla o asadera y parrilla
  • 1/2 copa de vino, caldo de carne de res o de pollo o agua
  • 1 cucharada de harina (opcional)
  • 1 cucharada de mantequilla (opcional)
  • 1 taza de caldo o agua (opcional)

Instrucciones

    Preparar y cocinar tu asado

  1. Precalienta el horno a 400 grados Fahrenheit, si lo asas, y a 250 si utilizas una olla.

  2. Sazona la carne. Mezcla la sal, la pimienta, la harina y las otras hierbas y especias que estés utilizando con el aceite hasta obtener una pasta espesa, untable. Cubre el asado de manera uniforme con la mezcla.

  3. Sella la carne. Esto formará una corteza y añadirá un gran sabor. Si estás utilizando una olla, calienta el aceite en la olla hasta que reluzca, y luego dora la carne por todos los lados. Tan pronto como la olla esté caliente, agrega 1/2 taza de agua, vino o caldo de carne. Raspa el fondo de la olla para que levante todos los trozos marrones dejados por el abrasador y, a continuación, transfiere la olla al horno. Si estás cocinándola seca, basta con que coloques la carne sobre la parrilla y pongas la bandeja en el horno a 400 grados durante media hora, y luego bajes la temperatura a 250 grados.

  4. Cocina el asado por 1 hora y media y, a continuación, comprueba el punto de cocción. Cuando la carne esté cocida, los jugos deben ser claros y la carne debe ser suave al tenedor, lo que significa que ofrezca poca resistencia cuando se pone un tenedor a través de ella. Cuando el asado termine de cocinarse, retira del horno y deja reposar durante 15 minutos antes de cortarlo.

  5. Crea una salsa. Si estás utilizando el método de la olla, retira la carne y pon el jugo sobrante a hervir a fuego medio en la estufa hasta que espese, luego cuélalo, si lo deseas. Si estás asándola, una salsa de en la bandeja es la mejor opción. Calienta una cucharada de mantequilla en una cacerola pequeña. Añade una cucharada de harina y mezcla a fuego medio hasta que se forme una pasta. Agrega la sobra de la bandeja de tu asado y una taza de caldo de carne de res o de pollo. Bate la mezcla vigorosamente a fuego medio-bajo hasta que la salsa espese.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica martinez | Traducido por andrés marino ruiz