Cómo cocinar una asado de cuadril de forma lenta

Sabroso y magro, el asado de cuadril no posee mucha grasa. Esto hace que la carne sea moderadamente dura, especialmente cuando se la cocina de forma rápida y con un calor seco. Cocinar este corte por horas en una cocción lenta hace que el colágeno de la carne se desnaturalice, haciendo que la carne se vuelva más tierna. Si añades salsa que favorezcan este proceso a la cocción, tal como una salsa de tomate o vino, harás que la preparación quede más tierna aún.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 3 a 5 libras de asado de cuadril
  • Aceite de oliva
  • Especias
  • Vegetales
  • Almidón de maíz
  • Maíz
  • Mesada
  • Olla
  • Olla de cocción lenta
  • Taza pequeña
  • Plato para servir
  • Cuchara ranurada
  • Sartén

Instrucciones

  1. Frota un poco de aceite por toda la superficie de la carne. Esto ayudará a caramelizar su exterior. Condimenta frotándola con especias. Prueba utilizar sal gruesa o kosher, o escoge alguna opción baja en sodio tal como pimientos, ajo en polvo, pimentón italiano, romero (rosemary), tomillo (thyme) y una mezcla para sopa de cebollas.

  2. Rebana los vegetales que utilizarás para que tengan el tamaño de un bocado. Algunos vegetales comúnmente utilizados incluyen cebollas, zanahorias, apio (celery), hongos (mushrooms) y papas (potatoes).

  3. Coloca los vegetales en la base de tu olla de cocción lenta, si deseas que los vegetales queden blandos. Coloca la olla a una temperatura baja.

  4. Precalienta una olla a fuego fuerte. Esparce una cucharada de aceite de olive sobre su base. Coloca la carne en la olla y séllala por unos dos minutos por cada lado, luego retírala. Sellas los lados provoca cambios químicos en las fibras exteriores de la carne llamados reacciones de Maillard, las cuales realzan el sabor y su complejidad.

  5. Coloca la carne en la olla de cocción lenta. Añade especias y vierte los líquidos que tu receta necesite. Los líquidos utilizados para cocciones lentas incluyen caldos, vino tinto seco, crema o sopa de hongos, agua e incluso refrescos cola. Coloca la olla a una temperatura baja.

  6. Cubre la olla y colócala a fuego bajo. Permite que cocine por unas 5 o 6 horas. Si añadirás vegetales que prefieres se cocinen durante menos tiempo, como por ejemplo zanahorias pequeñas, zucchini u hongos, colócalos en el líquido, alrededor de la carne. Coloca la tapa nuevamente y deja que la carne se cocine por entre 1 hora y media o 2 horas más.

  7. Revisa la consistencia del líquido. Si prefieres una salsa más espesa, retira la carne y vegetales, colócalas sobre un plato para servir para mantenerlas calientes. Vierte el líquido en una sartén. Lleva a un hervor. Mientras tanto, mezcla 2 cucharadas de almidón de maíz con 4 cucharadas de agua fría en una taza pequeña. Añade la mezcla al líquido, agregando un poco a la vez y mezclando de forma constante. Continúa hasta que la salsa alcance la consistencia que deseas.

Consejos y advertencias

  • Si es posible, realiza la preparación en una olla de hierro curada para obtener el mejor sabor posible.
  • Cocina la carne hasta que su temperatura interna sea de 145 ºF, para así reducir el riesgo de contraer enfermedades provocada por la ingesta de alimentos crudos.

Más galerías de fotos



Escrito por jon williams | Traducido por andrés marino ruiz