Cómo cocinar un asado de carne de res de 2 libras

Escrito por julie christensen | Traducido por ana karen salgado beltrán
Sirve el asado con vegetales y una ensalada de hojas.

Un asado de 2 libras no es de gran tamaño y se cocina rápidamente. Cómo cocinarlo depende del tipo de asado. El solomillo puede asarse a la parrilla rápidamente porque es un suave corte natural de carne. Los asados ​​magros, como de tapa redonda, de fondo redondo y la falda, son más saludables para el corazón, pero se benefician de cocinarse a fuego lento (o cocinarse de manera lenta y húmeda) para ablandarse.

Trabajo de preparación

Antes de que planees cocinarlo, quítale al asado sus envolturas.

Condimenta el asado abundantemente con sal y pimienta. Salar el asado de res por adelantado permite que la sal penetre la carne, creando un sabor suave y una textura jugosa. Si quieres, también puedes añadirle condimentos como ajo o romero.

Coloca el asado en el refrigerador a 40 grados Fahrenheit y déjalo allí durante varias horas o toda la noche.

Cocinar lento para suavizar

Vierte un poco de aceite en una sartén para horno y calienta a fuego medio. Cocina el asado en la sartén hasta que ambos lados estén bien dorados.

Transfiere el asado a una olla de cocción lenta. Vierte suficiente líquido en la olla de cocción lenta para cubrir el asado parcialmente, pero no tanto como para que quede sumergido. Puedes utilizar caldo de carne, vino tinto, cerveza o jugo de manzana.

Coloca la tapa en la olla de cocción lenta. Cocina a fuego lento de 4 a 5 horas, o hasta que el asado esté tierno como para pinchar con un tenedor y que el termómetro insertado en la carne registre 165 °F o más. Esta temperatura superior es necesaria ablandar asados difíciles y ​​magros.

Asado en horno

Precalienta el horno a 500 °F. Mientras que esperas que se precaliente, saltea el asado en una sartén como si se tratara de una cocción lenta.

Transfiere la sartén al horno y cocina durante 20 o 30 minutos, o hasta que un termómetro para carne insertado en el asado registre 145 °F (la temperatura a la que el asado es seguro para comer, según el USDA). La carne estará a punto medio a esta temperatura.

Coloca el asado en un plato para servir y cúbrelo con papel de aluminio. Déjalo reposar durante 10 minutos antes de rebanarlo. Este tiempo de reposo permite que los jugos se distribuyan a través de todo el asado, lo que mejora el sabor y la textura.

Consejo

En lugar de utilizar una olla de lenta cocción puedes cocinar a fuego lento un asado de carne dura en el horno. Dóralo primero antes de colocarlo en una olla con una tapa. Agrega suficiente líquido para cubrir parcialmente el asado. Cuécelo a 300 °F durante 2 o 3 horas o hasta que la carne esté muy tierna.