Cómo cocinar arroz con mantequilla

El arroz es un carbohidrato complejo relativamente barato que ayuda a alimentar tu cuerpo con energía. Es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo y viene en muchas variedades, como blanco, marrón, rojo, negro y salvaje. Todos los tipos de arroz contienen valor nutritivo, como proteínas, niacina, zinc y hierro, sin embargo, las versiones integrales, como el arroz integral, contienen más fibra y nutrientes que sus contrapartes blancas. No importa que variedad de arroz es la que prefieres, vincularlo con mantequilla es siempre un placer.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 1 1/2 taza de arroz
  • Cuenco mediano
  • 3 tazas de agua
  • 2 cucharadas de manteca
  • 1/2 a 1 cucharadita de sal
  • Tenedor
  • 1 cucharada de cebollino (opcional)

Instrucciones

  1. Pon 1 1/2 taza de arroz en el cuenco mediano.

  2. Vierte 3 tazas de agua fría en el cuenco con el arroz.

  3. Agrega 2 cucharada de manteca al agua y al arroz.

  4. Mide 1/2 a 1 cucharadita de sal, dependiendo de tus gustos y agrega la sal al cuenco.

  5. Pon el agua a hervir sobre la hornalla.

  6. Cubre y reduce el calor para hervir a fuego lento en cuanto hierva.

  7. Deja que el arroz se cocine durante el tiempo apropiado. El arroz blanco y el rojo tardarán 20 minutos en cocinarse, mientras que los tipos más oscuros de arroz, como el arroz integral y salvaje, tardarán 40 minutos.

  8. Retira el arroz del fuego cuando toda el agua se absorba. El arroz debe estar tierno y no blando.

  9. Añade 1 cucharada de mantequilla para el arroz acabado. Mezcla la mantequilla en el arroz con un tenedor para evitar romper el arroz, lo que puede causar que el arroz se ponga blando. Sírvelo inmediatamente.

Consejos y advertencias

  • Evita levantar la tapa mientras el arroz se está cocinando. Sacar la tapa permite que el vapor se escape, lo cual puede interferir con la cocción y la textura del arroz.
  • Trata de añadir cebolletas a tu arroz con mantequilla. Cuando el arroz esté terminado, vierte 1 cucharada de cebolletas frescas o secas en el arroz y revuelve con un tenedor.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por juan ignacio ceviño