Cómo cocinar las alitas de pollo cociéndolas primero

Las alas de pollo por lo general no son un alimento sano, pero el número total de calorías y la cantidad de grasa por cada ala se pueden reducir considerablemente mediante la elección de un método de cocción relativamente saludable. Un ala de pollo, harinada y frita, contiene aproximadamente 103 calorías y 7 gramos de grasa. Eliminando la piel y cociéndola, en lugar de freír las alas, puedes reducir esto a 42 calorías y sólo 1,8 gramos de grasa. Hervir las alas, sobre todo si se quita primero la piel, es un buen método a utilizar si deseas reducir tu consumo de calorías y grasa. Las alas hervidas no son especialmente atractivas, así que ponlas crujientes bajo la parrilla antes de servirlas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cacerola grande
  • Tenazas
  • Plato
  • Toallas de papel
  • Asador
  • Papel de aluminio
  • Barbacoa u otra salsa (opcional)
  • Cuenco

Instrucciones

  1. Llena una olla grande con agua, sube el fuego a alto y lleva el agua a ebullición.

  2. Quita la piel de las alas de pollo descongeladas.

  3. Añade las alas de pollo en el agua hirviendo con unas pinzas, colocándolas con cuidado en el agua para evitar salpicarte. Cuando el agua llega al punto de ebullición, baja el fuego un poco para que el agua hierva a fuego lento.

  4. Cocina a fuego lento las alas de pollo durante unos 15 minutos, y luego transfiérelas a un plato cubierto con toallas de papel.

  5. Mueve uno de sus bastidores del horno a la posición más alta posible. Ajusta la parrilla a fuego medio-alto. Deja la puerta del horno entreabierta.

  6. Cubre tu asador con papel de aluminio para facilitar la limpieza. Mezcla las alas de pollo cocidas en un tazón con salsa de barbacoa u otra otra salsa para cubrirlas.

  7. Arregla las alas en una sola capa sobre la asadera y luego pon la cacerola en el estante superior en el horno, en la parrilla. Cocina durante 5 a 10 minutos, manteniéndote pendiente de las alas para asegurarte de que no se quemen.

  8. Tira del asador y gira las alas usando pinzas. Cocínalas en la parrilla durante otros 5 a 10 minutos. Sirve las alitas de inmediato.

Consejos y advertencias

  • Si lo prefierse, asa las alas sin salsa hasta que estén crujientes. Luego revuelve en la salsa antes de servir.
  • Si estás utilizando una salsa barbacoa comprada en la tienda, comprueba las etiquetas y elige una salsa que sea relativamente baja en azúcar y sal. Alternativamente, haz tu propia barbacoa mezclando pasta de tomate (tomato), vinagre de vino blanco, salsa de soya y salsa inglesa con un poco de ajo (garlic) y jengibre (ginger). Agrega miel para endulzarla. Otras opciones de salsas y glaseados caseros bajos en grasa o sin grasa incluyen vinagre balsámico, mermelada de naranja (orange) o miel mezclada con mostaza de grano entero.
  • En lugar de las grasosas salsas cremosas para untar como ranch y de queso azul, elige versiones bajas en grasa de esas salsas o utiliza el yogur bajo en grasa mezclado con hierbas y pepino (cucumber) en dados para servir con las alas.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne thomas | Traducido por enrique alejandro bolaños flores