Cómo cocinar alitas de pollo en un horno convección

Los hornos a convección hacen que las alas de pollo sean significativamente más saludables porque la grasa es capaz de salir del pollo. El ambiente de calor seco creado por el ventilador del horno también funciona bien para crear una piel crujiente que fácilmente absorbe salsas como la barbacoa o búfalo. El ventilador del horno obliga al calor a distribuirse de manera más uniforme, lo que puede reducir drásticamente el tiempo de cocción. Frótalas con tus condimentos favoritos, cocínalas en el horno y acábalas con una salsa dulce o picante.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Surtido de especias
  • Escabeche (opcional)
  • Placa para hornear
  • Papel pergamino
  • Termómetro para carne

Instrucciones

  1. Seca las alas de pollo con toallas de papel, y condiméntalas si lo deseas. Puedes pasarlas por un poco de aceite de cocina y añadirle especias básicas, tales como la sal y la pimienta, o puedes marinarlas durante 2 horas en el refrigerador. Mientras que puedes comprar una amplia gama de marinadas en botella, también es fácil batir tu propio adobo con los ingredientes básicos de la despensa. Comienza con un aceite de cocina como el aceite de coco o aceite de oliva, mézclale un ingrediente ácido como el vinagre de sidra de manzana o jugo de naranja, agrega otros ingredientes húmedos como desees, como la salsa worcestershire o salsa teriyaki y termina con tu elección de especias secas.

  2. Cubre una placa para hornear con papel pergamino para evitar que se peguen. Coloca las alitas de pollo en el papel de pergamino, dejando un espacio entre cada pieza. Si marinaste las alas, permite que el exceso de líquido se escurra antes de añadirlas a la placa.

  3. Ajusta el horno de convección a entre 275 y 300 ºF. Los hornos de convección sólo requieren una temperatura de entre un cuarto y un tercio de la temperatura de un horno normal, por lo que esta temperatura está basada en la temperatura de común de 350 y 400 ºF.

  4. Coloca la bandeja para hornear en el horno y hornea durante unos 30 minutos, volteando el pollo una vez pasados los 15 minutos. A parte de que un horno de convección requiere temperaturas más bajas, también se reduce el tiempo de cocción en un cuarto a un tercio. Para sacar las conjeturas, inserta un termómetro para carne en la parte más gruesa de las alas, evitando el hueso, y sácalas del horno cuando la temperatura interna alcance un mínimo de 165ºF.

  5. Vierte tu elección de salsa en un tazón grande, tazón grande de metal funciona bien para esto. Añade las alas horneadas al bol y revuelve hasta cubrirlas uniformemente. Para hacer una salsa búfalo básica, combina partes iguales de salsa caliente y mantequilla derretida, junto con otras especias como desees, como la pimienta de cayena para añadirle calor. También puedes probar una mezcla de salsa de miel, jengibre y salsa de soja, para darle un sabor asiático a tus alas o un abrigo en una salsa dulce de barbacoa.

Consejos y advertencias

  • Cocina las alas en una rejilla para hornear situada en la bandeja del horno si tienes una disponible. Una rejilla para hornear eleva la carne de la fuente para que el aire pueda circular por debajo, lo que elimina la necesidad de dar la vuelta el pollo durante la cocción.

Más galerías de fotos



Escrito por amelia allonsy | Traducido por juan ignacio ceviño