Cómo cocinar albóndigas congeladas bien cocidas

Las albóndigas congeladas cocidas se cocinan en 12 minutos o menos, lo que las convierte en una buena opción para comidas rápidas y nocturnas entre semana. Suelen hacerse con carne de res molida, condimentos y migajas de pan, y tienen un sabor suave que le gusta incluso a la mayoría de los niños. Como ya están cocidas, sólo necesitan recalentarse un poco. Sírvelas con espagueti, en sandwiches italianos o como aperitivos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bandeja de horno
  • Olla eléctrica de cocción lenta
  • Plato poco profundo para microondas
  • Papel de cocina

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 350 grados F. Coloca las albóndigas en la bandeja, dejando 1/2 pulgada de espacio entre cada una. Caliéntalas de 10 a 12 minutos en un horno común, o de ocho a 10 minutos en un horno de convección.

  2. Pon las albóndigas en una olla eléctrica de cocción lenta y vuelve a colocar la tapa. Eleva bastante la temperatura durante una hora; luego bájala y calienta de dos a tres horas más hasta que estén bien recalentadas.

  3. Coloca las albóndigas en un plato poco profundo para microondas en una sola capa. Pon papel de cocina o una tapa sobre ellas. Caliéntalas en el microondas en configuración elevada durante cuatro minutos. Revuelve las albóndigas y caliéntalas dos minutos más o lo que sea necesario.

Consejos y advertencias

  • Pon salsa de espagueti sobre las albóndigas cuando las cocines en una olla de cocción lenta antes de irte a trabajar. Cocina las albóndigas y la salsa a baja temperatura y tendrás la cena lista para cuando regreses.
  • Las albóndigas congeladas y cocidas están precondimentadas y no requieren sal o pimienta.
  • Procura que las albóndigas estén bien cocidas para evitar enfermedades transmitidas por alimentos. Vuelve a colocar el paquete en el congelador de forma inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por laura guilleron