Cómo cocinar con aceite de almendras gourmet

Si las almendras te encantan, el aceite gourmet de almendras hará que explotes de gusto. El aceite de almendras considerado como “gourmet” o “Francés” es prensado en frío, lo que significa que no se utiliza calor para extraer el aceite de las nueces. El aceite de almendras “refinado”, que es más económico, se hace prensado en caliente. Esto acelera la velocidad del proceso, pero a menudo destruye el delicado sabor a tostado de las almendras que podrías encontrar en el aceite gourmet. Por esa razón, los usos ideales para el aceite de almendras gourmet difieren de aquellos que se le dan al aceite regular de almendras.

Simple y elegante

En general, los aceites refinados pueden soportar más calor que los aceites prensados en frío. Como un tipo de grasas, los aceites de almendras tanto refinados como prensados en frío son adecuados para cocinar a temperatura media, debido a que tienen un punto de humo similar al del aceite de oliva. Este punto de humo significa que pueden funcionar a un calor de medio a alto para salteados y dorados sin producir humo y provocar que se vuelvan no-comestibles. Ninguno de los aceites de almendras es lo suficientemente estable para el calor alto necesario para freír en sartén o en freidora.

Sin necesidad de la sartén

Puedes usar aceite gourmet de almendras para sofreír y saltear alimentos, pero esto no significa que debas hacerlo necesariamente. Este aceite de almendras más costoso es apreciado por su sutil sabor a almendras tostadas, el cual es destruido por el calor. Reserva tu aceite prensado en frío para aderezar comidas frías o para rociar sobre un plato cocinado luego de que ha sido retirado del calor. Para el proceso de cocción, utiliza un aceite de almendras de menor grado o algún otro aceite de cocina, como el de canola.

Combinación con ensaladas de nueces

Como un ingrediente para aderezar, el aceite gourmet de almendras mejora el sabor de las nueces partidas o troceadas contenidas en la ensalada misma. El pollo frío y las nueces tienen una afinidad natural. Si quieres aderezar una ensalada de pollo fría, bate aceite de almendras en el aderezo en una proporción de tres partes de almendra y cuatro de vino tinto o vinagre balsámico. Alternativamente, utiliza aceite de almendras con cidra de manzana en la proporción tradicional de tres por uno para aderezar una ensalada de otoño de manzanas, peras y avellanas sobre una cama de vegetales verdes.

El toque final

Un rocío de aceite gourmet de oliva sobre alimentos al vapor, salteados o asados saca a relucir las profundidades del sabor en platillos que el aceite de oliva y que la mantequilla no pueden. Usarlo encima de unas coles de bruselas asadas, por ejemplo, mejora el sabor a nuez que se oculta dentro de este no muy apreciado vegetal. Un aderezo obvio para las guarniciones “amandine” (de almendras), el aceite gourmet de almendras va bien con comidas como una elegante crema de espinacas una vez que se retira del calor y se adorna con almendras tostadas. Asimismo, el aceite de almendras prensado en frío agrega un toque gourmet a los antes aburridos platos de judías verdes con almendras.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen douglas | Traducido por reyes valdes