Cómo cocinar abadejo a la parrilla

Al asar abadejo fresco a la parrilla se realza su sabor natural, sin agregado de grasa, pero ésta puede ser una tarea frustrante. Los filetes de abadejo a la parrilla tienen una textura delicada y muy frecuentemente terminan rompiéndose y deslizándose a través de las barras de la parrilla, no importa lo cuidadosamente que intentes evitarlo. Por suerte, existe una solución muy simple. La mejor manera de asegurarte de no perder ningún filete sabroso al asar abadejo a la parrilla, es usar un recipiente para asar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Agua
  • Toallas de papel
  • Aceite de oliva
  • Especias
  • Aerosol antiadherente para cocinar
  • Recipiente para asar

Instrucciones

  1. Enjuaga los filetes de abadejo con cuidado bajo ligera agua corriente y sécalos suavemente con papel de cocina. Manipula el abadejo con mucho cuidado ya que tiende a desarmarse.

  2. Vierte ¼ de taza de aceite de oliva en un plato hondo o en un plato y añade las especias que prefieras.

  3. Cubre ambos lados de los filetes de abadejo con el aceite condimentado, con cuidado de no desarmarlos mientras los manipulas.

  4. Rocía el interior de tu recipiente para asar con aceite en aerosol a fin de que el abadejo no se pegue mientras lo asas. Coloca los filetes condimentados dentro del recipiente y cierra éste, de forma segura.

  5. Pon el recipiente para asar a fuego medio-alto y cocina el abadejo durante 5 a 7 minutos por lado. Los filetes estarán cocidos cuando estén opacos en toda su extensión y se desmenucen fácilmente.

Consejos y advertencias

  • Envuelve los filetes de abadejo en papel de aluminio y perfora muchos agujeros en éste, si no tienes un recipiente para asar.
  • Nunca coloques pescado cocinado en el mismo plato que tenía pescado crudo, para evitar una contaminación.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por nieves fragola