¿Cómo hacer cocina de pollo en el horno?

La pechuga de pollo es apropiada para muchas variedades de comidas horneadas diferentes. Puedes usar pechugas deshuesadas o con hueso en el horno, pero las que tienen hueso suelen ser más jugosas. Sin importar cómo elijas hornear tus pechugas de pollo, primero retírales la piel para una comida más saludable.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Asadera
  • Papel aluminio
  • Rocío vegetal
  • Pan rallado o migas de galleta
  • 2 boles
  • Mantequilla
  • Crema ácida, mayonesa o 1 lata de sopa crema de pollo
  • Salsa barbacoa
  • Pincel para pastelería
  • 1 1/3 taza de cereal Rice Krispies
  • 2 1/4 taza de trozos de bagel o de tostada Melba
  • 1 cda. de aceite vegetal
  • 2 cdta. sal
  • 1 cdta. de pimienta
  • 1/2 cdta. de paprika
  • 1 cdta. de mostaza Dijon

Instrucciones

    Horneado

  1. Rocía la asadera con aceite vegetal.

    Precalienta el horno a 350º F. Mientras se va calentando, cubre una asadera lo suficientemente grande como para todas tus pechugas de pollo con papel aluminio. Rocía el aluminio con aceite vegetal.

  2. Separa los ingredientes antes de mezaclarlos.

    Rompe suficientes galletas para cubrir los trozos de pollo que vas a cocinar. También puedes usar pan rallado. Coloca las migas en un bol y déjalas a un costado. Derrite entre 4 y 8 cdas. de mantequilla, dependiendo de qué tan húmedo quieras tu pollo; si usas menos mantequilla la capa quedará más crujiente. Deja la mantequilla a un costado. Coloca crema ácida, mayonesa o una lata de sopa crema de pollo en otro bol, lo que elijas depende de tu propio gusto. Añade un chorro de agua y bate hasta que la mezcla quede suave.

  3. Pasa las pechugas por la mezcla de tu elección y luego por pan rallado.

    Remoja cada pechuga de pollo en la mezcla de crema ácida o de sopa crema, luego pásalas por las migas de galletas o pan rallado. Apóyalas en la asadera y rocía cada pechuga con mantequilla. Hornéalas durante 30 a 45 minutos, dependiendo de cuántas pechugas estés cocinando. Más pechugas requerirán un poco más de tiempo.

    Asado

  1. Precalienta el horno a 375º F.

    Precalienta el horno a 375º F. Necesitarás un poco más de calor para asar el pollo al horno.

  2. Pincela las pechugas con salsa barbacoa.

    Vierte tu salsa barbacoa favorita en un bol y coloca la pechuga de pollo en una asadera. Usa un pincel para pastelería para cubrir cada trozo de pollo con la salsa. Dalas vuelta y cepilla el otro lado de la pechuga con la salsa remanente.

  3. Sirve las pechugas con salsa barbacoa.

    Hornea las pechugas pinceladas durante 25 minutos. Pásalas a un plato y sírvelas.

    Fritas al horno

  1. Haz tu propio pan rallado o cómpralo ya hecho en la tienda.

    Precalienta el horno a 400º F para "freir" las pechugas de pollo. Mientras el horno se calienta, haz pan rallado. El Food Channel sugiere combinar cereal Rice Krispies, trozos de bagel o de tostada Melba, aceite de canola o vegetal, sal, pimienta y paprika en un procesador de alimentos, moliéndolos luego a una consistencia fina. También puedes usar pan rallado comprado en la tienda.

  2. Coloca las pechugas en una asadera con papel aluminio y rocíalas con aceite vegetal.

    Mezcla 1/2 taza de mayonesa y 1 cdta. de mostaza Dijon. Pasa cada pechuga de pollo por la mezcla de la mayonesa y luego por la mezcla de migas. Colócalas en una asadera cubierta con papel aluminio. No rocíes el aluminio con rocío vegetal para esta comida; en cambio, rocía las pechugas.

  3. Sirve las pechugas fritas con tu acompañamiento favorito.

    Hornea durante 45 minutos o hasta que la cobertura esté lo suficientemente crocante para tu gusto. Coloca las pechugas de pollo en un plato y sírvelas.

Consejos y advertencias

  • No confíes completamente en el tiempo de cocción. Siempre cocina el pollo a una temperatura interna de entre 160 y 165º F. Inserta un termómetro para carne en la parte más gruesa de la pechuga para calcular la temperatura interna.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por maría marcela mennucci