Cómo cocer ñoquis congelados

Escrito por brynne chandler | Traducido por susana lópez millot
Los ñoquis son pequeños bollos italianos.

Los ñoquis son pequeños bollitos italianos hechos de patatas, queso y huevos. La versión romana, hecha con harina, era tan rica y económica que se creía que les hacía invencibles. En el Renacimiento, los ñoquis de patata se convirtieron en una norma, y no cambiaron mucho desde entonces. La mayor diferencia, por supuesto, está en que actualmente se pueden conseguir congelados. Los ñoquis han evolucionado desde la simple comida de feria y una exquisitez italiana, incorporando a menudo queso de ricotta, espinaca y lujosas trufas. Ya sea que harás ñoquis caseros o ñoquis preparados, o congelados, estás a punto de comer una delicia sabrosa y exquisita.

Llena una olla grande hasta sus dos terceras partes con agua. Llévala a ebullición. Los ñoquis se ablandarán y se separarán si el agua no vuelve a hervir tan pronto como los agregas, por lo tanto asegúrate de que esté tan caliente como puedas. No lo dejes calentando a medias.

Echa los ñoquis en el agua, revolviendo con una espumadera para evitar que se peguen entre sí.

Cubre la olla y hierve los ñoquis por diez minutos.

Retira unos pocos ñoquis y pruébalos para saber si están listos. Deberían estar suaves y calientes.

Prueba los ñoquis en intervalos de un minuto hasta que estén hechos. Cuélalos con el colador y sírvelos.

Consejo

Sirve los ñoquis con mantequilla y queso Parmesano rayado para conseguir un plato rico y sencillo.

Advertencias

No cocines demasiado los ñoquis o se ablandarán y se separarán.