¿Cómo puedo hacer cobertura de caramelo con leche condensada?

Escrito por rob harris | Traducido por mike tazenda

La cobertura de caramelo es un acompañamiento dulce y sabroso para pasteles de chocolate o vainilla. Con unos pocos ingredientes, puedes desarrollar un intenso sabor a caramelo y un atractivo color marrón claro. Un ingrediente clave es la leche condensada. Cuánta azúcar añadas depende si utilizas leche condensada endulzada o sin endulzar, la cual usualmente se vende como leche evaporada. La única diferencia entre las dos es si se añade azúcar antes de evaporar, pasteurizar y enlatar la leche.

Qué necesitas

La cobertura de caramelo requiere de algunos ingredientes simples además de la leche condensada o evaporada. Añade algo de azúcar integral o azúcar impalpable, extracto de vainilla y una media taza de mantequilla. Para una mezcla más espesa, incluye también un par de cucharadas de jarabe de maíz de color dorado. Para la leche condensada, es suficiente con añadir 1/2 taza de azúcar morena o impalpable, pero duplica la cantidad si usas leche evaporada sin endulzar.

Mezcla

Derrite la mantequilla a fuego medio a bajo para obtener la base de caramelización, oscurecer el azúcar y darle ese sabor a caramelo. Vierte la leche condensada, el azúcar y el extracto de vainilla y continua mezclando. Dejar la mezcla sin revolver hace que se cocine de forma despareja, y puede hacer que se formen grumos de azúcar. La mezcla necesita un hervor suave de unos seis a 10 minutos. Verás que comienza a oscurecer a un color marrón claro y también se pone más espesa. Vierte la cobertura en un bol y se espesará un poco más mientras se enfría, de forma tal que podrás esparcirla sobre un pastel. Espárcela cuando aún está un poco tibia para que termine de enfriarse sobre el pastel.

Usa un termómetro

En lugar de adivinar si tu cobertura tiene la consistencia justa, usa un termómetro para golosinas. Estos termómetros son chatos y anchos y tienen un gancho en la parte posterior para sostenerlos firmemente en el borde de la olla. Asegura tu olla a la base del termómetro cuando la cobertura esté hirviendo. La cobertura de caramelo debe cocinarse hasta llegar a los 225°F.

Deliciosas variaciones

Para una cobertura más espesa, reemplaza alrededor de la mitad de la leche condensada con restos de la pasta del pastel y luego cocina normalmente. Para una textura más ligera y aireada, añade un par de cucharadas de crema batida y bate la mezcla en una batidora eléctrica hasta obtener la consistencia que deseas. Luego de quitar la cobertura del fuego, también puedes añadir ingredientes como nueces de pecán picadas o escamas de coco con azúcar.