¿Cómo hacer té de clavos?

El té de clavo es una buena opción para disfrutar de una bebida caliente nutritiva y sabrosa. Según WHFoods.comna el clavo de olor especia intensa disponible todo el año que ofrece una variedad de beneficios para la salud y su aceite es ampliamente vendido como un suplemento alimenticio. Este contiene mayormente eugenol que es el que ofrece los beneficios para la salud. Estos son: aumentar la capacidad del cuerpo para resistir la toxicidad de los contaminantes ambientales, trabaja como un agente anti-inflamatorio y el aporta nutrientes como antioxidantes flavonoides, vitamina C, fibra, magnesio, calcio, magnesio y ácidos grasos omega-3.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 1 taza de agua caliente
  • 1 cucharada de clavo de olor secas
  • Molinillo de especias o mortero
  • filtro de malla

Instrucciones

  1. Compra clavos enteros ya que su sabor es más pronunciado que cualquier otro. Al seleccionar los clavos de olor pulsa sobre ellos con una uña para asegurarte que un poco de aceite se libere. Este es un signo de calidad y frescura.

  2. Muele una cucharada de clavos de olor por cada taza de té que quieras tomar con un molinillo de especias o un mortero. El clavo de olor no debe ser completamente pulverizad pero deberán reducirse a trozos pequeños para lograr un mejor resultado.

  3. Hierve una taza de agua por cada taza de té que quieras tomar. Deja la olla sobre la fuente de calor pero primero apágala.

  4. Añade los clavos de olor al agua caliente. También puedes agregar otras hierbas o especias que desees incluir en el té como el diente de león o la stevia. Deja la mezcla reposar durante 10 minutos para un te con sabor suave y hasta 20 minutos para uno con sabor intenso.

  5. Vierte el té en un colador de malla para filtrar los clavos. Desecha los sólidos en este, y el té de clavo estará listo para ser servido.

  6. Endulzar el té de clavo de olor al gusto con azúcar o miel si se deseas.

Consejos y advertencias

  • Si haces té adicional entonces puedes ponerlo en una jarra y en la heladera. Así se mantendrá durante unos días.
  • Guarda los clavos de olor en un recipiente de vidrio cerrado herméticamente y mantenlos en un lugar fresco, seco, oscuro y pueden durar hasta un año. Los clavos molidos se mantendrán durante unos seis meses cuando se almacenan de esta manera.
  • El instituto nacionales de salud ofrecen algunas advertencias: Los clavos pueden causar reacciones alérgicas potencialmente graves así como efectos secundarios graves cuando se consume en grandes dosis. Las personas con trastornos del hígado o de los riñones que han tenido convulsiones no deben consumirlos. Pueden aumentar el riesgo de sangrado, por lo que se deben evitar al tomar medicamentos o suplementos con el mismo riesgo. Además los clavos pueden quemar la boca o la piel.
  • Este te puede causar alguna molestia digestiva sobre todo antes de que el cuerpo se acostumbra a ella, por lo que es posible que prefieras empezar a beber el té de clavo una vez o dos por semana.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por jose fortunato