Claves para un swing de baseball perfecto

Probablemente has oído a menudo que golpear una pelota de béisbol es la hazaña más difícil del deporte. Esto es difícil discutir, considerando que un bateador estrella tiene éxito sólo tres veces de cada 10 turnos en bateo. Si bien las probabilidades están siempre a favor del lanzador, el desarrollo de un swing perfecto es posible, dándole una ventaja competitiva al bateador.

Movimiento de equilibrio

Agarras el bate con las manos y haces el swing con los brazos. Llamativamente, el proceso de golpear una pelota de béisbol comienza en la mitad inferior del cuerpo. Para perfeccionar el swing, el peso del bateador debe comenzar en la pierna de atrás y desplazarse hacia la delantera, creando una suave rotación de cadera y mayor potencia. Si el impulso no avanza uniformemente de atrás hacia adelante, las caderas permanecen cerradas y el swing va a ser lento y desigual.

Juego de cabeza

"No puedes golpear lo que no puedes ver": Esta es una frase que oirás decir a los entrenadores de todos los niveles en béisbol. En pocas palabras, esto significa que debes mantener la cabeza y los ojos en la pelota de béisbol continuamente. Si no estás viendo o tiras la cabeza hacia otro lado, el swing dejará de importar. Con la barbilla inclinada hacia el hombro de frente al lanzador, mantén los dos ojos en la pelota en todo momento. Reconoce visualmente el tipo de tono, velocidad y ubicación antes de trabajar con el swing.

Ayudar a las manos

Una vez que la parte inferior del cuerpo está en su lugar y que la cabeza y los ojos están enfocados, el golpe estará casi listo. La ubicación adecuada de las manos es el paso siguiente. Deberían estar cerca del cuerpo a la altura del pecho y deben volver cuando se realiza el golpe. Esto es lo que se llama cargar el golpe. Cuando llega el impacto, las manos llevan el bate hacia la zona para el contacto. Es importante mantener las manos juntas y las muñecas rectas para ayudar a mantener el golpe parejo.

Hacer contacto

No puedes tener el golpe perfecto a no ser que el bate esté pegándole a la pelota con la fuerza óptima. Si bajas las manos y los brazos, tienes un golpe hacia arriba y levantarás la pelota. Si haces contacto en la parte superior de la bola, el resultado típico es una bola débil hacia el suelo. Centrar el golpe con un golpe suave y parejo y pegarle a la pelota con el barril del bate produce los mejores resultados.

Más galerías de fotos



Escrito por scott amato | Traducido por sebastian castro