Clasificación de capacidades motoras

El aprendizaje motor constituye una rama de la ciencia que se refiere a la comprensión de cómo se aprenden los movimientos. En cada sector del estudio científico, se utiliza terminología específica con el objeto de simplificar la discusión de principios fundamentales. En las investigaciones acerca del aprendizaje motor, se usa una terminología determinada con el fin de describir la clasificación de las capacidades motoras, de acuerdo con Richard Schmidt, Ph.D., del Departamento de Psicología de UCLA, y Timothy Lee, Ph.D., del Departmento de Kinesiología de la universidad McMaster.

Movimiento discreto


Los movimientos discretos son aquellos que poseen un comienzo y un final claros.

Los movimientos discretos son aquellos que poseen un comienzo y un final claros. Algunos movimientos de este tipo son rápidos, y sólo requieren unos pocos segundos para completarse, mientras que otros necesitan mucho más tiempo para hacerlo. Un movimiento discreto también involucra la toma de la decisión, lo cual prolonga la iniciación del movimiento. Los ejemplos de movimientos discretos abarcan patear una pelota, arrojar, firmar, encender un fósforo y chasquear los dedos, de acuerdo con Schmidt and Lee.

Movimiento continuo


Las tareas continuas tienden a durar más tiempo que las discretas.

El movimiento continuo involucra a aquellas tareas que no cuentan con un inicio o un final reconocibles; el movimiento en cuestión termina cuando se llega a destino. Schmidt and Lee mencionan que las tareas continuas tienden a durar más tiempo que las discretas, e incluyen nadar, conducir un auto, correr, saltar y bailar. Con el fin de estudiar la naturaleza del movimiento continuo en el laboratorio, de manera típica se solicita a los sujetos realizar una tarea de rastreo, que consiste un un objeto móvil que el sujeto debe perseguir con la mano o con un dispositivo.

Movimiento en serie


Los movimientos en serie no son discretos ni continuos.

Los movimientos en serie no son discretos ni continuos; en su lugar, se componen de una serie de movimientos individuales concatenados en un período de tiempo determinado. Los movimientos de esta clase incluyen poner un auto en marcha, hacer un fuego o ensamblar partes en una línea para tal fin.

Movimiento abierto


Las capacidades de movimiento abierto ocurren cuando el entorno es impredecible.

Las capacidades de movimiento abierto ocurren cuando el entorno es impredecible; por lo tanto, una persona no puede planear el movimiento entero con anticipación, ya que no es consciente de qué tipo de movimiento se requiere hasta unos momentos previos a la ocurrencia del mismo. Un ejemplo de movimiento abierto sería devolver un servicio en tenis. En general, un jugador es consciente acerca de la dirección en la cual viajará la pelota, aunque no sabrá cómo responder hasta que la pelota en cuestión esté en el aire, afirma Duane Millslagle, Ph.D., del Departmento de Salud, Educación Física y Recreación de la Universidad de Minnesota Duluth.

Movimiento cerrado


Los dardos son un ejemplo de movimiento cerrado.

En las capacidades cerradas, el entorno es predecible. No existe la necesidad de que quien realiza el movimiento se anticipe o tome decisiones con respecto al tipo de movimiento basándose en los posibles cambios del entorno. Los ejemplos de movimientos cerrados incluyen la arquería, los dardos y los bolos. Al aprender nuevos movimientos, el entorno es impredecible, y en consecuencia abierto; sin embargo, a medida que se aprenden nuevas habilidades, tales como el malabarismo, el entorno se vuelve más predecible y cerrado, de acuerdo con Millslagle.

Más galerías de fotos



Escrito por alison smith | Traducido por sofia elvira rienti