Clases de crianza de niños patrocinadas por el estado

Se necesitan muchas habilidades para ser un buen padre, así que ¿Porqué no asistir a una clase para mejorarlas?. Las clases de crianza de niños pueden educar a los padres de diferentes antecedentes, y al ser patrocinados por el estado puede ayudar a contrarrestar o incluso eliminar los costos de atender a las clases. Sin embargo, los opositores de éstas creen que tales programas representan una intrusión del gobierno en las vidas de los ciudadanos que tal vez no quieran que sus impuestos paguen por estas clases.

¿Porqué deberías inscribirte a clases para criar a tus hijos?

Las clases de crianza de niños pueden ser un beneficio para padres tanto experimentados como inexpertos. Nuevos padres pueden sentirse abrumados por las presiones y responsabilidades imprevistas de criar a un niño, por lo que recibir consejos y una guía de estas clases puede ayudar a facilitar la carga. Estos tipos de clases también les dan una sensación de conexión y solidaridad con otros que tal vez están pasando por lo mismo. Incluso los padres experimentados podrían beneficiarse de los recursos e información que provee una clase de crianza de niños. Como no existe un padre perfecto, siempre está la posibilidad de mejorar.

Planes de estudio

Estas clases patrocinadas por el gobierno varían dependiendo del estado. La asistencia es voluntaria en la mayoría de los estados, a menos que estés en medio de una pelea por la custodia o en casos de abuso infantil o negligencia. Los jueces en estos casos deciden si la asistencia es obligatoria, y en el caso que lo sean, el gasto es subsidiado parcial o totalmente por el gobierno. Según la revista Time, las clases de crianza de niños, "han enseñado a los padres desde cómo reforzar el periodo de lectura en la casa hasta como tratar con el bullying y los peligros de mandar mensaje de texto sexuales".

Ventajas

De acuerdo con la International Debate Education Association (IDEA), "el estado tiene un fuerte interés moral, practico y financiero en la crianza de sus ciudadanos". Estas clases podrían tener un impacto positivo en la sociedad por muchos años. IDEA también señala que "las clases de crianza de niños podrían ser un medio para asegurar la cohesión y la prosperidad de las generaciones futuras al aumentar el estándar de crianza que reciben". Al tener padres equipados con la información y el conocimiento correctos, una enorme cantidad de niños crecerían mas adaptados y en una mejor posición para ser mejores ciudadanos, lo que sería bueno para todo el país. Además, ésto le daría a los padres una mayor confianza al criar a sus hijos, sabiendo que aprendieron y perfeccionaron formas efectivas de como entrenar a sus hijos e hijas.

Desventajas

Algunos ven las clases de crianza de niños patrocinadas por el estado con una mezcla de miedo y sospecha. Jill Kirby, presidenta del The Family Policy Group at the Centre for Policy Studies, le dijo a BBC News en el 2006 que estas clases muestran que, "el gobierno esta usando coacción... En vez de pedirles a los padres que sean responsables, les están diciendo cómo comportarse. Según mi parecer, esa no es la mejor forma de hacer que las familias sean más responsables cuando se trata de tomar sus propias decisiones". En algunos estados, incluyendo a California, estas clases son obligatorias para personas involucradas en casos de abuso o negligencia infantil. Esto significa que esas personas son forzadas a criar a sus hijos de cierta forma, lo que puede infringir con las creencias religiosas de algunas familias, causando así una sensación potencial de tensión dentro de una familia o de enajenación del resto de la sociedad.

Más galerías de fotos



Escrito por mario ramos | Traducido por mariajose mansilla