Cómo tener citas durante el proceso de divorcio

Tener citas mientras transcurre el proceso de divorcio es bastante común, pero puede afectar a tus intereses, según Kevin C Gage, abogado que escribió el artículo "Citas durante el divorcio". Tener citas cuando tienes hijos menores de edad puede afectar de manera seria a tu situación legal y puede costar más de lo que te imaginas. Dicho esto, sí es posible salir durante el periodo de divorcio, pero debes seguir ciertos lineamientos para protegerte a ti, a tus hijos y a tus propiedades.

Primero sepárate

No tengas citas hasta que tú y tu cónyuge estén separados, de otra forma corres el riesgo de que se use a tu nueva pareja como causante del rompimiento, dice Lina Guillen, abogada que escribió el artículo "Citas en el divorcio". Evita cualquier actividad que complique el divorcio, como concebir un hijo que la corte tenga que considerar en temas de paternidad. Realiza actividad social en grupos y sé honesto con tu cita, recomienda Guillen. No salgas durante la separación si existe la posibilidad de una reconciliación, sugiere Eileen L. Cohen, conciliadora de divorcios, en su artículo "Cinco recomendaciones para tener citas durante la separación" .Haz un acuerdo con tu cónyuge sobre la posibilidad de que ambos tengan citas, qué tipo de conducta que consideran aceptable y cómo combinarán sus citas con los niños, recomienda Cohen.

Es primordial ser discreto

Sal de forma discreta durante tu divorcio; la situación puede empeorar si tu cónyuge se ofende y esto causa problemas para llegar a un acuerdo en el divorcio, de acuerdo con Gage. Los expertos en leyes y los jueces tienen ciertos prejuicios contra las personas que tienen citas durante su proceso de divorcio, sobre todo si hay niños de por medio. Únicamente debes salir los fines de semana que no te corresponde estar con los niños y no les hables sobre tu nueva relación todavía. Tu cónyuge puede estar observando y podría utilizar esta información en tu contra para complicar la custodia y los arreglos de convivencia. También podría afectarte en términos materiales y sobre el acuerdo financiero de pensiones.

Considera tus necesidades

Salir con alguien puede ayudarte a sentirte con vida y mejor apreciado, menos deprimido y te puede ayudar a ser más sociable y conocer más gente, según dice un artículo de "Huffington Post". Pero también puede complicar tu necesidad de sanar después del divorcio, o si tus hijos o próxima ex-cónyuge se sienten agraviados podrías tener problemas financieros y podrían surgir juicios de opinión por parte de tu familia y conocidos. Cuando salgas con alguien, no te vayas a vivir con tu nuevo prospecto romántico a menos que quieras afectar a tus pagos por pensión o al acuerdo de propiedades, recomienda Gage. Mantén las cosas poco formales y sin complicarte para evitar tener que tomar decisiones de las que puedas arrepentirte después sólo por haber tenido una relación. Tómate el tiempo necesario para mejorar tus emociones y para crecer con el divorcio.

Salir con niños

Robert Farzad, abogado que escribió "Salir durante el divorcio, ¿afecta al proceso?", recomienda que si tienes hijos, tengas cuidado de con quién sales; debes limitar el contacto entre tu pareja y tus niños. Asegúrate de que tu nueva pareja no tenga registros criminales y que tus hijos estén a salvo. El abogado de tu cónyuge puede utilizar cualquier indiscreción en el historial de tu pareja para ganar una batalla por la custodia. Debes tener cuidado de no confundir o alejar a los niños, quienes podrían ver a tu nueva relación como una traición en contra de tu aún cónyuge.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por ricardo frot