Una cita contigo mismo

Escrito por renee roberson | Traducido por lou merino
Recompénsate y ten una cita contigo mismo después de hacer ejercicio.

Una vez a la semana, Valerie Kruley toma una desafiante clase de yoga Kundalini. Se prepara mentalmente planeando una recompensa -detenerse en un café cercano camino a casa, donde habitualmente elige un pastel de desayuno y un café chai (chai latte) con hielo. "Cargo un libro conmigo y uso ese tiempo para disfrutar un poco de tiempo a solas haciendo exactamente lo que quiero", dijo Kruley, una coordinadora de publicidad que reside en Los Angeles. "Por lo menos sé que puedo esperar de ese tiempo después de la clase".

Apegarse a una rutina de ejercicios puede ser difícil. Si ya has intentado las estrategias usuales, como prometerte a comprar un nuevo par de pantalones cuando hayas cumplido tus metas de estar en forma, podría ser momento de cambiar tu manera de pensar. Si eres creativo con el ejercicio y haces "citas de ejercicio" regularmente contigo mismo, pronto estarás deseando que llegue el momento de correr en una reserva natural local, tanto como esperas cenar con alguien especial o ver una película con un amigo.

Dedica uno de tus días de ejercicio a una actividad divertida y nostálgica, como batear en una jaula del parque local.

Jay Cardiello, entrenadora certificada y nutricionista.

Establece metas de estilo de vida

Volverse saludable no siempre significa llegar a un número en la báscula o correr una milla en seis minutos. Deja de obsesionarte con cuántas libras has perdido y, en lugar de eso, enfócate en lograr un cuerpo que pueda hacer cosas que siempre has querido, como viajar de mochilero con tus amigos sin sentir que te falta el aire, aconseja Kevin Asuncion, un entrenador personal certificado y co-fundador de Movemo Fitness en Los Angeles.

"Entrenarse para volverse mejor en ciertas cosas que quieres hacer en tu vida hará que te apegues mejor a ellas", señaló.

Ese es el enfoque adoptado por Sheila Viers, de Santa Monica, California, una entusiasta del ejercicio y presidenta de Livewell 360. En lugar de seguir una rígida rutina de ejercicios, ella busca una hora para sí misma al día. "Para mí, sólo es cuestión de decirme a mí misma que merezco una hora, o más algunos días, para cuidarme mental y físicamente", dice Viers. "Algunos días, haré una rutina más larga, y otros días, dividiré ese tiempo con una rutina más corta combinada con meditar, escribir y hacer estiramientos".

Consiéntete

La mejor parte de una cita -a solas, con tu pareja o amigos- es el elemento de relajación, ya sea disfrutar una comida o pasar una hora platicando en la cafetería. Programa algo que esperar después del ejercicio que sea igualmente relajante: un masaje semanal inmediatamente después de una dura sesión de ciclismo bajo techo (indoor cycling), por ejemplo, o incluso unos cuantos minutos leyendo una revista en el lobby de tu gimnasio.

Ten en mente que no todo lo que logras con el ejercicio está directamente relacionado con mantenerte en forma. Ejercitarte a solas te da la oportunidad de reflexionar sobre los problemas en el trabajo o en tu casa, o simplemente re-conectarte contigo mismo lejos de las distracciones usuales. Estos elementos por si solos pueden ser suficientes para hacer que quieras volver por más.

Por sobre todo, deja que tus propios intereses y preferencias sobre el ejercicio sean tu guía. La clave para lograr tus metas de ejercitarte es encontrar algo que sea divertido para ti, dice la psicóloga, terapeuta física e instructora Dra. Elizabeth Lombardo, autora de "A Happy You: Your Ultimate Prescription for Happiness". (Un tú feliz: Tu mejor prescripción para la felicidad).

"Toma una clase de Zumba, o lleva a tu perro a una caminata más larga," dice. "Podrías incluso llevar a pasear al perro de tu vecino."

Ejercítate al aire libre

Si la idea de pasar tiempo en el gimnasio, con su luz fluorescente y espejos en la pared, te hace querer volar de vuelta al sillón, considera diseñar un programa de ejercicios alrededor del concepto de "ecoterapia" -- la práctica de conectarse con el mundo natural para aliviar la ansiedad y mejorar tu estado mental.

Algunos investigadores de la Universidad de Essex, en Inglaterra, dicen que los resultados positivos del "ejercicio verde" en la salud mental y física son claros. En un estudio de 2007 en el centro de caridad inglés de salud mental Mind, el equipo de Essex hizo participar a 108 personas en una variedad de actividades al aire libre como andar en bicicleta, correr y hacer jardinería. El 94% reportó beneficios a su salud mental. El 90% de los participantes reportó un mejor sentido de autoestima después de una caminata en la naturaleza, y el 44% sintió una disminución en su autoestima después de caminar a través de un centro comercial en un espacio cerrado.

En lugar de subirte a la caminadora, lleva tu caminata afuera. Explora una zona verde en tu bicicleta. En tiempo cálido, usa una piscina exterior para mejorar tu brazada en vez de nadar dando vueltas en una piscina bajo techo.

"Dedica uno de tus días de ejercicio a una actividad divertida y nostálgica como batear en la jaula de un parque local", dice Jay Cardiello, una instructora certificada y nutricionista. "La adrenalina y gratificación instantánea mejorarán cualquier sesión de ejercicios y te mantendrán queriendo apegarte al ejercicio".

Motívate con música o medios

Sesiones a solas

¿Aún no estás seguro de cuál es la mejor manera de recompensarte con "citas" de ejercicio? Aquí hay cinco ejemplos para que comiences:

  1. Después de una clase de aeróbicos en agua, sumérgete en el jacuzzi del gimnasio.
  2. Planea una caminata afuera de un centro comercial y después visita tu tienda favorita de batidos (smoothies) para una bebida baja en calorías.
  3. Descarga un álbum nuevo que hayas querido poner en tu reproductor MP3, pero no lo escuches hasta que sea tiempo de tu rutina de ejercicios.
  4. Inscríbete a clase de Zumba, y si asistes al menos dos semanas seguidas, cómprate un poco de ropa específicamente para esa clase.
  5. Toma una clase de yoga y disfruta el tiempo adicional al final para meditación personal.