Las ciruelas y la dieta

Las ciruelas se originaron en Asia y fueron traídas a los Estados Unidos en la década de 1870. Son un miembro del género Prunus, que también incluye las cerezas, los albaricoques y las almendras. Al tratarse de las ciruelas y la dieta, como con cualquier fruta, no te puede ir mal. Las ciruelas son bajas en calorías y pueden ayudarte a cubrir tus necesidades de ingesta diaria de fibra, vitamina A y vitamina C.

Baja en calorías

Las ciruelas son un alimento de baja densidad, lo que significa que contienen pocas calorías en comparación con el tamaño de su porción. Por ejemplo, dos ciruelas medianas tienen sólo 70 calorías. La inclusión de más alimentos densos de bajo consumo en tu dieta puede ayudar a limitar la ingesta de calorías para bajar de peso y controlar el hambre.

Alimento de bajo índice glucémico

La mayor parte de las calorías de la ciruela provienen de los carbohidratos en forma de azúcar. Dos ciruelas medianas contienen 19 g de hidratos de carbono y 16 g de azúcar. A pesar de tener un nivel alto de carbohidratos y azúcar, las ciruelas son un alimento de bajo índice glucémico. El índice glucémico clasifica los alimentos que contienen carbohidratos sobre la forma en la que afectan el azúcar en la sangre. Los alimentos con un índice glucémico bajo sólo causan un ligero aumento de azúcar en la sangre, mientras que los alimentos con un índice glucémico alto causan un rápido aumento de azúcar en la sangre. Comer demasiados alimentos con alto índice glucémico puede aumentar tu riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes.

Buena fuente de fibras

Las ciruelas son también una fuente de fibra. Dos ciruelas medianas contienen 2 g de fibra. Los adultos necesitan 20 a 30 g de fibra al día, y la mayoría sólo consumen alrededor de 15 g. La fibra en los alimentos retrasa la digestión, lo que ayuda a controlar el hambre. La fibra también le agrega volumen a las heces para ayudar a aliviar y prevenir el estreñimiento. La fibra también puede evitar la absorción de colesterol y reduce el riesgo de enfermedades del corazón.

Buena fuente de vitamina C

La vitamina C es una vitamina esencial soluble en agua. Necesitas una ingesta adecuada de vitamina C para producir colágeno, un componente importante que se encuentra en el tejido conectivo. El colágeno también es necesario para la cicatrización de las heridas. La vitamina C es también un antioxidante importante, protege a las células contra la oxidación por los radicales libres, lo cuál puede ayudar a prevenir la enfermedad cardíaca y el cáncer. La vitamina C también ayuda a absorber el hierro. Dos ciruelas medianas reúnen el 10 por ciento de tu valor diario, o alrededor de 6 mg.

Buena fuente de vitamina A

Las ciruelas pueden ayudar a satisfacer tus necesidades de vitamina A. Dos ciruelas medianas proporcionan 8 por ciento de tu valor diario de vitamina A, o alrededor de 400 UI. La vitamina A es una vitamina liposoluble esencial necesaria para la salud ocular, el crecimiento y el desarrollo, la fortaleza ósea, la salud inmunológica y la reproducción.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por eliana belen doria