Circuito de entrenamiento de educación física

Un circuito de entrenamiento en la clase de educación física permite a los niños trabajar y alcanzar el éxito en sus propios niveles. La versatilidad del esquema se presta para actividades adaptables. Puedes cambiar fácilmente el circuito en una base regular para mantener a los niños interesados y activos. El circuito de entrenamiento trabaja ambos ejercicios en interiores y exteriores, dependiendo del tipo de instalaciones disponibles.

Organización


Ajusta el número de estudiantes para hacer grupos en cada estación según sea necesario.

El espacio disponible afecta el desarrollo de un circuito de educación física para niños. Una disposición circular de estaciones alrededor del perímetro sería lo ideal. Esto permite al estudiante correr a través de las estaciones fácilmente sin confusiones o embotellamientos. Determina cuantas estaciones a lo largo del circuito deseas basado en el número de niños en la clase. Cinco o seis estaciones funcionan bien para una clase entre 24 y 36 alumnos. Ajusta el número para hacer grupos en cada estación, ya sea más grande o más pequeño según sea necesario.

Actividades


Elige actividades dependiendo de su grado de dificultad basándote en la edad de tus estudiantes.

Cada estación se convierte en una locación para un movimiento especifico acorde a la edad. Ejercicios básicos como sentadillas, saltos de tijera, abdominales, flexiones, saltar la cuerda y correr en tu lugar funcionan bien para casi todos los grados. Las posiciones de yoga o estiramiento ofrecen contraste a los ejercicios aeróbicos. Otras ideas incluyen pelotas, aro hula hula, balanceo de bolsas, bailar, brincar en una bolsa de burbujas, subir escaleras, lanzar aros o malabares. Elige actividades que reflejen las habilidades y movimientos que los niños necesitan practicar o usar regularmente en la clase de gimnasia.

Progresión


Fijar objetivos en cada clase ayudará a la motivación de los niños para un mejor desarrollo de la misma.

Para ahorrar tiempo, acomoda cada estación del circuito antes de que la clase comience. Divide a los estudiantes por igual en las estaciones. A tu señal los estudiantes comienzan a realizar el movimiento de cada estación específica. Después de 20 o 30 segundos, haz una señal de nuevo para mover a los estudiantes a la siguiente estación. Esto mantendrá el circuito a ritmo rápido y así los niños están en movimiento todo el tiempo. Para estimular a los niños a trabajar duro, hazlos contar el número de repeticiones que completan en cada estación. Cuando hayan regresado a la estación, desafíalos a superar sus números anteriores.

Consejos


Hacer una demostración de cada ejercicio antes de comenzar la clase hará que esta fluya de mejor manera.

Haz una demostración de cada estación a los estudiantes antes de que comiences las rotaciones. Esto asegura que todos los estudiantes entiendan que hacer cuando lleguen y se pierde menos tiempo. Señales con palabras o dibujos también sirven de recordatorio y un marcador para cada estación. Reproducir música durante el circuito de entrenamiento ayuda a los niños a mantener el ritmo y mantiene la actividad más agradable.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por ariadna delgado