Cómo conseguir una cintura delgada

La llantita en la cintura puede dañar tu auto confianza, pero también puede ser el catalizador para la pérdida de peso a través de un estilo de vida más sano. Desafortunadamente, ningún truco comercial de televisión ni un aparato para bajar de peso rápidamente te dará la cintura delgada que sueñas. Para empezar el camino hacia el cuerpo y cintura que quieres, debes comer comidas saludables, mantenerte activo y mantenerte motivado.

Por qué la reducción de peso en un área no funciona


El ejercicio intenso es mejor que ejercitar una sola área.

Si has considerado abdominales u otro ejercicio enfocado para quemar grasa alrededor de tu cintura, habrás considerado la reducción de peso en un área. Este mito dice que ejercitar cierto grupo muscular quemará la grasa en esa área. Esta no es la manera en que la quema de grasa funciona. Según Yale Scientific, la grasa usada como gas para ejercicio intenso puede venir de cualquier parte de tu cuerpo. Trotar por 30 minutos tres veces por semana, por ejemplo, es más probable que te ayude a obtener una cintura delgada que hacer 200 abdominales al día. La razón por la que trotar te ayudará más es que quema más calorías y más grasa.

Trabaja en tu dieta


Mantén una dieta sana.

Según al página de Internet the Health Status, independientemente de las numerosas dietas disponibles, las calorías siguen siendo la conclusión. Una libra de grasa es igual a 3500 calorías, así que si quitas 500 calorías de tu dieta diaria, debes perder una libra de grasa por semana. Antes de que empieces a cortar calorías, anota las calorías en cada comida y bebida que consumes cada día en una semana. Suma los días y divide el resultado entre siete para encontrar el número de calorías que comes diariamente. Resta 500 calorías de este número y ahora tienes un nuevo objetivo calórico para una pérdida de peso saludable. Comer más carnes magras, vegetales, frutas y granos en lugar de comida procesada te puede ayudar a cortar calorías de tu dieta sin comer menos. Los programas para contar calorías o mantener una libreta para anotar lo que comes puede hacer que llegues a tu objetivo más fácilmente. El dicho "los abdominales se hacen en la cocina" tiene algo de mérito; si tu dieta está bien, será más fácil obtener una cintura esbelta. Nunca comas menos de 1200 calorías por día sin la supervisión de un doctor.

Aumenta el ejercicio


Ejercítate de tres a cinco días a la semana.

Los dos objetivos principales del ejercicio, por lo menos para conseguir una cintura delgada, son quemar calorías y tonificar tus músculos. Quemar calorías acelera tu pérdida de peso y tonificar tus músculos los hará más visibles mientras quemas las capas de grasa que los cubren. Trata de ejercitarte de tres a cinco días a la semana y escoge algo que disfrutes. Trotar, nadar, patinar, aeróbicos y ejercicios de cuerpo completo usando una máquina de remo quemará calorías rápidamente y te traerá resultados rápidos. El entrenamiento de resistencia, yoga y cualquier otro ejercicio que disfrutes lo suficiente para hacerlo regularmente puede ser una decisión efectiva. Si odias las rutinas de ejercicio, escoge algo como el senderismo, escalar rocas, bailar y pedalear, que son ejercicio y además son divertidos. Mientras más activo seas, más rápido conseguirás la cintura de tus sueños.

Rastrea tu progreso


Marca tus resultados por cómo se te ve la ropa puesta.

Ver el progreso de tu estilo de vida modificado debe ser buena motivación para que continúes. En lugar de depender exclusivamente de una escala, escoge una manera diferente de ver qué tan pequeña se está haciendo tu cintura. Por ejemplo, si tienes una playera que te queda muy justa o hace que tu estómago se vea mal, puedes tomar fotografías progresivas cada semana para registrar un mejoramiento constante. Medir tu cintura en su punto más grande y anotar los resultados cada semana te demostrará qué tan bien vas y te mantendrá por buen camino.

Más galerías de fotos



Escrito por serena styles | Traducido por monica del valle