La cinta de la trotadora no se mueve

Tendrás que solucionar varias partes de la trotadora si la cinta para correr no se mueve en absoluto. Hay diversos factores que pueden hacer que la cinta deje de moverse. Necesitarás inspeccionar la cinta, el cableado de la consola y distintos aspectos de su motor y del impulsor de la cinta.

Tensión de la cinta

Si la cinta está demasiado ajustada, podría generar una tensión tal que el motor no la pueda hacer arrancar. Esa es la causa más probable de la falta de movimiento si acabas de ajustar la tensión de la cinta debido a los resbalones. Levanta el borde de la cinta. Si no puedes elevarla al menos de 2 a 3 pulgadas de la plataforma de caminata, quiere decir que está muy firme. Sigue las instrucciones en el manual del propietario para desajustar la cinta. Necesitarás una llave Allen para aflojar los tornillos posteriores de ajuste para rodar.

Alineamiento de la cinta

Con el tiempo, la cinta de la trotadora se puede mover a la izquierda o derecha. Si se desplaza bastante, es probable que deje de moverse. Párate en el extremo posterior de la máquina e inspecciona la cinta. Si está movida, tendrás que centrarla girando los tornillos posteriores de ajuste para rodar. Estos tornillos adaptan la tensión y alineación de la cinta. Sigue las instrucciones en el manual del propietario que explican cuál de los dos tornillos debes ajustar o aflojar para que la cinta vuelva a estar centrada.

Cables de la consola

Horizon Fitness recomienda revisar el cableado de la consola si la cinta deja de moverse. El cable de la consola se conecta al cable principal que pasa por el interior de la trotadora directo al tablero del motor. Procura que la conexión entre los dos cables esté asegurada. Los conectores suelen encajarse entre sí. Desconecta y vuelve a conectar los cables. Fíjate que el cable que se extiende por la parte vertical no esté apretado o torcido.

Consideraciones

Si las reparaciones no restauran el funcionamiento de la cinta, puede que el problema se deba a un motor defectuoso o comprometido. Tendrás que quitar la cubierta del motor para acceder a esas partes de la máquina. Si la garantía de la trotadora sigue siendo válida, contacta al fabricante por un arreglo profesional. Podrías invalidar la garantía si intentas reparar el motor por cuenta propia.

Más galerías de fotos



Escrito por jolie johnson | Traducido por laura guilleron