Cómo saber si la cinta de la corredora está desgastada

Cómo determinar si la cinta sin fin se ha desgastado puede ser confuso si no sabes qué buscar. Detalles como bordes deshilachados, decoloración, movimiento defectuoso de la cinta, o una sensación de "deslizamiento" pueden ser signos de que la cinta requiere mantenimiento. Para asegurarte de que vas a sustituir la correa según sea necesario debido al desgaste, necesitas saber exactamente lo que debes buscar y qué pruebas realizar. El mantenimiento y reposición constantes garantizan la seguridad para ti y otros usuarios en los próximos años.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Destornillador diseñado para los tornillos de tu cinta (busca en el manual)
  • Linterna

Instrucciones

  1. Afloja la cinta de modo que puedas inspeccionar visualmente y sentir las superficies de la cinta interior y exterior. Coge el destornillador que está diseñado para adaptarse a los pernos del rodillo de tensión. Este rodillo de tensión se encuentra en el extremo posterior de la cinta de correr. Busca los tornillos en cada lado de la cinta en el extremo trasero. Afloja los dos tornillos girando el destornillador hacia la izquierda. Evita aflojar demasiado, sólo la quieres lo suficientemente floja como para ser capaz de deslizar la mano en la cinta y comprobar si hay desgaste, y para poder inspeccionar visualmente la parte inferior de la correa.

  2. Siente ambos lados de la cinta. Estás buscando cualquier signo de que la cinta puede estar experimentando un desgaste desigual, por lo que si sientes suavidad excesiva en las áreas por donde caminas, la cinta debe ser reemplazada. Además, si sientes algún rasguño, corte, gancho o cualquier otra deformación significativa, estos son signos de que la cinta está comprometida y se debe reemplazar.

  3. Identifica la costura donde la cinta ha sido conectada. Suele ser una costura diagonal que se puede identificar visualmente. Verifica que no haya signos de desgaste en la parte superior de la costura de la cinta. Si los bordes se están debilitando o se separan, es necesario sustituir la correa. Las costuras flojas pueden separarse y podrían dar lugar a lesiones importantes o pueden ser un peligro de tropiezo para el usuario. Pasa la mano a lo largo de la costura en la parte inferior de la banda, buscando cualquier señal de que la costura puede estar desgastada, deshilachada o separándose.

  4. Busca cualquier decoloración que podría ser un indicador de desgaste excesivo. Esto a menudo se ve como líneas negras u oscuras de color. Si es necesario, usa tu linterna para inspeccionar la parte inferior de la correa.

Consejos y advertencias

  • En caso de duda, tírala a la basura. Una cinta dañada o desgastada puede ser peligrosa para el usuario y puede dañar rápidamente los componentes eléctricos de la máquina para correr. Es mejor reemplazar la correa que arriesgarse a una lesión o la reparación más costosa.
  • Si la cinta está funcionando lentamente, o se siente suelta, a menudo se piensa que debe ser reemplazada. Sin embargo, estos son indicadores de rodillos tensores demasiado apretados o demasiado flojos, y pueden ser fijados apretando o aflojando los rodillos tensores.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por mariela rebelo