Los cinco tipos principales de comida sana

Cuando se trata de comer sano, parece que todo el mundo tiene consejos. Come carne, no comas carne. Come trigo, no comas trigo. Pero comer sano no es acerca de quién puede seguir la dieta más estricta o privarse de la más cosas, se trata de comer una comida que aumente tu estado de ánimo y energía y le de a tu cuerpo los nutrientes que necesita para mantenerse saludable. Se trata de comer lo básico: frutas, verduras, cereales, alimentos proteicos y productos lácteos.

Fruta para todos

Las frutas son bajas en calorías y grasa y una buena fuente de vitaminas A y C, potasio, ácido fólico y fibra. Hacer de la fruta una parte regular de tu dieta puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes de tipo 2 y obesidad. U.S. Department of Agriculture's MyPlate dice que necesitas dos tazas de fruta al día en una dieta de 2.000 calorías. Incluye principalmente frutas enteras para obtener fibra y varía tus opciones de frutas durante toda la semana para variar tu ingesta de nutrientes.

Verduras: ricas en nutrientes

Como la fruta, las verduras también son bajas en calorías y grasas y ricas en nutrientes que necesitas para tener una buena salud. Comer verduras también reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Como un alimento bajo en calorías, las verduras también te ayudan a mantener una tapa de calorías, que pueden hacer más fácil que logres y mantengas un peso saludable. En una dieta de 2.000 calorías deberías tomar 2 1/2 tazas de verduras al día. Para ayudarte a satisfacer tus necesidades de vegetales y fruta diaria, USDA's MyPlate sugiere que llenes la mitad del plato con frutas y verduras.

Toma cereales integrales

Los cereales incluyen cualquier alimento hecho de arroz, trigo, cebada u otro cereal e incluye alimentos como cereales listos para comer, pan o pasta. Para mejorar la salud, al menos la mitad de tus opciones de cereales deben ser integrales. Las personas que comen más cereales integrales tienen tasas más bajas de padecer cáncer y enfermedades del corazón y tienen un tiempo más fácil para controlar su peso. En una dieta de 2.000 calorías, obtendrás seis onzas de cereales al día, con al menos la mitad de cereal integral, donde una onza equivale a una rebanada de pan o 1/2 taza de arroz cocido.

Alimentos con proteínas: carne y judías

Además de carne y cereales, los alimentos proteicos también incluyen huevos, productos de soja, nueces y semillas. Los alimentos proteicos son una fuente de proteína, hierro, vitaminas B, vitamina E, magnesio y zinc. Para mejorar la calidad nutricional de tu dieta, deberías probar a comer una variedad de diferentes fuentes de proteína durante toda la semana y asegurarte de que tus opciones de carne magras limiten la ingesta de grasas saturadas. Además, debes apuntar a dos porciones de pescados y mariscos a la semana para aumentar los ácidos grasos omega 3 en tu dieta, lo cual puede ayudar a disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. En una dieta de 2.000 calorías, puedes tomar 5 1/2 onzas de alimentos con proteína al día.

Productos lácteos para unos huesos fuertes

Como fuente de calcio y vitamina D, los productos lácteos son importantes para la salud ósea. Algunas opciones de alimentos lácteos incluyen leche baja en grasa o sin grasa, yogur, queso y leche de soja fortificada con calcio. Los adultos en una dieta de 2.000 calorías deberían tomar tres tazas de productos lácteos al día, con una porción equivale a una taza de leche leche, yogur o soja, o 1 1/2 onzas de queso duro.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por maria gloria garcia menendez