Cinco razones por las que los niños deben jugar al fútbol

Desde las playas de Barcelona, en ​​España, a los parques locales en Kansas, el fútbol es jugado por millones de niños en todo el mundo. Participar en una liga de fútbol ofrece una manera constructiva para que los niños se diviertan y ofrezcan una gran oportunidad para que las familias pasen tiempo de calidad juntos. El fútbol también ayuda a los niños a desarrollar miles de maneras de beneficiar su salud física y bienestar emocional.

Ejercicio

Aprender la importancia del ejercicio diario puede ayudar a tu hijo a llevar una vida más sana. El fútbol es un deporte aeróbico que requiere un alto nivel de condición física de los jugadores para mantener el ritmo. El nivel requerido de gimnasio le ayudará a regular y mantener un peso corporal saludable. Jugar al fútbol también le da a los niños la cantidad recomendada de ejercicio cardiovascular necesario para mantener un corazón y unos pulmones sanos. El ejercicio regular aumenta la fuerza muscular y aumenta los niveles de energía.

Socialización y desarrollo personal

El fútbol es un deporte inclusivo que ofrece el juego de liga para los niños y las niñas. La mayoría de las ligas de fútbol están abiertas a distintos grupos de edad y permitir que los niños de tan sólo 5 años puedan competir. El requisito de edad flexible permite que los niños sean miembros de un equipo durante las fases críticas de desarrollo. Durante estos períodos, el niño aprenderá importantes rasgos en la formación del carácter, tales como trabajar duro para desarrollar las habilidades y el buen espíritu deportivo. Los niños también podrán experimentar interacciones sanas de pares en grupo y aprender a construir amistades durante las prácticas, juegos y actividades de grupo. Dado que el fútbol es bastante fácil de aprender, se da a los niños la oportunidad de mejorar su autoestima.

Amplia los horizontes

Órgano rector del fútbol mundial, la Fédération Internationale de Football, o FIFA, cuenta con más de 200 asociaciones nacionales. Un evento de alto perfil como la Copa Mundial de la FIFA muestra la diversidad de los participantes y aficionados del juego, así como los diferentes lugares que se juega. La exposición de los niños al fútbol puede estimularlos a pensar más amplio acerca del mundo en términos de países, culturas y personas. Pensando en términos más amplios también puede despertar su interés por viajar, lenguas extranjeras y la geografía.

Manejo constructivo del tiempo

Jugar al fútbol puede enseñarle a tus hijos formas constructivas para tratar el aburrimiento. El rápido ritmo de juego puede ser el antídoto perfecto para los niños que se aburren fácilmente. En lugar de perder el tiempo jugando videojuegos y ver televisión, tu hijo estará al aire libre, participando de entrenamientos y partidos. Además, al ser miembros de un equipo de fútbol les dará acceso a mentores positivos, como entrenadores y otros adultos que les enseñen técnicas de gestión del tiempo en forma útil.

Beneficios parentales

Conseguir que tus hijos participen en una liga de fútbol es una gran manera de darle actividad a sus vidas. Tomando un interés en algo que es importante permite que los niños sepan que los cuidas. Además, aumenta la cantidad de tiempo de calidad que pasas con ellos y le das la oportunidad de sentirte orgullosos de ver a tus hijos competir. El apoyo de padres será beneficioso para el autoestima de tu hijo, creando lazos familiares fuertes. Asistir a los entrenamientos y partidos será una oportunidad para que puedas hacer amistades con otros padres.

Más galerías de fotos



Escrito por baldwin ellis | Traducido por franco castro