Cinco razones por las que deberías comer manzanas

Las manzanas son abundantes, asequibles, versátiles y sabrosos, cuatro razones para comerlas. También son muy nutritivas. Proporcionan tanto fibra soluble como insoluble, que puede ayudar a regular el peso, mejorar la digestión y proteger el corazón. También contienen antioxidantes, vitaminas y fitoquímicos fenólicos que pueden proteger de las enfermedades y condiciones crónicas, como trastornos del sistema nervioso, asma y algunos tipos de cáncer.

Fibra

Si estás tratando de perder peso, comer manzanas puede ser beneficioso. Una manzana mediana tiene sólo 95 calorías y casi nada de grasa, pero proporciona 4 gramos de fibra dietética. La fibra te hace sentir lleno, lo que puede reducir el deseo de comer. Las manzanas son particularmente beneficiosas, ya que contienen ambos tipos de fibra dietética. Su fibra insoluble que da forraje que acelera el paso de los alimentos a través de tu sistema digestivo, mientras que la fibra soluble ayuda a mantener tus niveles de colesterol bajo control, y protege de los problemas del corazón.

Plantando el éxito

Las manzanas son ricas en fitoquímicos fenólicos, sustancias químicas de origen vegetal que tienen actividad antioxidante. Los compuestos fenólicos en las manzanas pueden beneficiar especialmente al sistema nervioso, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Cornell, que publicó un estudio en el "Journal of Food Science" en 2004. El estudio sugiere que el extracto de manzana fenólico evita el daño a los nervios y membranas de las células nerviosas en ratas protegidas. Los compuestos fenólicos, concluyeron, parecen proteger contra el daño de los radicales libres.

Contando beneficios

A pesar de que las manzanas no son especialmente ricas en vitaminas y minerales, ofrecen una mezcla de nutrientes que complementan tu dieta. Cada manzana mediana proporciona alrededor del 15 por ciento de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, añadiendose a su poder antioxidante. La vitamina C también ayuda al cuerpo a absorber el hierro de otros alimentos que consumes, tales como carne, pescado, aves de corral, productos lácteos y verduras de hoja verde. Una manzana también proporciona una pequeña cantidad de vitamina B-6, lo que beneficia el metabolismo.

Prevención de enfermedades

Comer manzanas puede reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer, especialmente cáncer de pulmón. Después de revisar un amplio conjunto de estudios, los invstigadores de la Universidad de Cornel, Jeanelle Boyer y Rui Hai Liu, concluyeron que la alta concentración de quercetina, un flavonoide con gran potencial antioxidante, en las manzanas puede ser la razón. Los autores citan un estudio finlandés de hace 24 años, con la participación de 10.000 hombres y mujeres, que encontró a las manzanas como el único alimento específico que fue inversamente asociado con un menor riesgo de cáncer de pulmón, lo que confirma la investigación anterior. La revisión fue publicada en el "Diario de Nutrición", en mayo de 2004.

Beneficios respiratorios

Comer manzanas puede ayudar a respirar mejor, según los investigadores que publicaron un estudio en el "American Journal of Clinical Nutrition" en 2001. En su estudio, los investigadores encuestaron a cerca de 1.500 personas sobre su dieta y estilo de vida. Las manzanas se encuentran entre los tipos de frutas que mostraron una fuerte relación inversa con el asma. Boyer y Liu llegaron a la conclusión de que el consumo de manzanas está claramente asociado con una menor tasa de asma y una mejor salud pulmonar general.

Más galerías de fotos



Escrito por maia appleby | Traducido por susana lópez millot