5 pasos en el proceso de gratitud

La gratitud cambia la forma de interactuar con el mundo y promueve pensamientos y comportamientos que conducen a la toma de decisiones positivas. Todo el mundo se enfrenta a cambios y desafíos, pero tu vida no está determinada únicamente por lo que te pasa. Tienes una opción en la forma de resolver las dificultades. Sentirte agradecido por las cosas buenas puede ayudarte a superar las malas experiencias.

Sentirse agradecido

Ser agradecido es una actitud, no importa cuán agradable o desagradable sean tus circunstancias en un momento dado. Cultivar la gratitud puede provenir de la auto-reflexión o de ayudar a los necesitados, y quitando el foco de tus propias preocupaciones.

1. Toma un momento cada mañana para reflexionar sobre los dones que tienes. Esto te ayudará a comenzar el día con una actitud positiva y vivir en el presente. Trata de apreciar las cosas simples de la vida que te traen alegría, como un hermoso día de primavera o pasar tiempo con amigos y familia.

2. Aprende de tus errores y no esperes perfección. Acepta el reto de crecer y busca el "lado positivo" cuando surgen problemas. Si haces un esfuerzo consciente para encontrar algo positivo en cada situación, puedes reducir el estrés y enfrentar obstáculos con optimismo.

3. Ofrece tus talentos a través de una iglesia local, escuela u organización sin fines de lucro. Los voluntarios aprenden a trabajar en equipo cuando comparten el espíritu de cuidar y dar a los demás. Esta práctica ayuda a desarrollar mejores habilidades de comunicación interpersonales que fortalecen tus relaciones. Lo más importante es que el voluntariado para cumplir con las necesidades de los demás te hace valorar lo que tienes.

Modelando la gratitud

Algunas personas se limitan a si mismas, experimentando la vida con un falso sentido de derecho y preocupándose por el materialismo. Tomarse el tiempo para evaluar el viaje de tu vida puede hacerte tomar conciencia de lo verdaderamente afortunado que eres y dejarte con un entendimiento sobre cómo apreciar a quienes te rodean.

4. Reconoce y comparte nuevas experiencias que te traen alegría y paz. Para fomentar y extender este pensamiento positivo, escribe en tu diario de cinco a 10 cosas por las que estás agradecido y compártelas con los demás. Hablar con amigos y familiares puede levantarte el ánimo y mejorar tu salud, nivel y perspectiva de la energía de la vida.

5. Haz un esfuerzo consciente para ser amable con todo el mundo que te encuentres. Incluso un simple "gracias" puede hacer especial el día de alguien.

"Al expresar nuestra gratitud, nunca debemos olvidar que la mayor apreciación no es pronunciar palabras, sino vivir acorde a ellas"- John F. Kennedy.

Foto: BERKO85/iStock/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por gina heyen, lcmft
Traducido por antonella iannaccone