Los cinco mejores estiramientos para la espalda baja

Muchas personas sufren de dolor de espalda de alguna manera. El ejercicio constante, el fortalecimiento muscular y la realización de algunos estiramientos puede ayudarte a mantener la espalda fuerte, saludable y sin dolor. Los estiramientos deben realizarse diariamente. Si sientes dolores agudos primero debes consultar a un médico. Hay una diferencia entre el dolor de espalda habitual y un fuerte dolor en la espalda. Los olores de espalda comunes deben mejorar con ejercicios de estiramiento.

Estiramiento de las corvas

Para ayudar a tu espalda rígida y dolorida, debes estirar los músculos isquiotibiales y glúteos. Estos son los músculos de la parte posterior de las piernas; se conectan a la altura del trasero con los músculos de la espalda. Cuanto más rígidos estén estos músculos, más malestar sentirás en la espalda. Acuéstate sobre tu espalda y lleva una pierna hacia el pecho. Puedes sostenerla detrás del muslo o de la pantorrilla. Debes sostener todos los estiramientos de 20 a 30 segundos, sin hacer rebotes. Estira las dos piernas de la misma manera.

Estiramiento "pretzel"

El estiramiento "pretzel" te ayudará a aflojar los glúteos y los muslos externos. Tumbado boca arriba, flexiona la rodilla izquierda y coloca el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Coloca tus manos detrás de este muslo y jálalo hacia tí. Deberás sentir el estiramiento en la parte externa del muslo y los glúteos. Sostén la postura de 20 a 30 segundos sin rebotar mientras respiras normalmente. Estira el otro lado de la misma manera

Abrazo de las rodillas

Abrazar tus rodillas, mientras estás acostado boca arriba puede aliviar un poco la tensión de espalda. Jala las rodillas hacia el pecho y abraza tus piernas. Coloca tus manos detrás de los muslos mientras jalas las piernas hacia el pecho. Otra alternativa se llama estiramiento de tortuga, o postura del niño. Debes sentarte sobre tus rodillas y dejar que tus manos se extiendan en el piso delante de la cabeza. Al respirar, siente cómo se expanden tus pulmones y se levantan los músculos abdominales en la espalda

Extensión

En este estiramiento, primero debes calentar la espalda. Una vez que se haya aflojado un poco, rueda sobre el estómago. Levanta lentamente el pecho del piso y descansa sobre los antebrazos. Tensa los músculos abdominales para sostener tu espalda baja; mantén el estiramiento de 20 a 30 segundos.

Estiramiento del gato

Inicia a gatas, apoyado sobre tus manos y rodillas. Inhala profundamente y luego levanta tu espalda hacia el techo mientras exhalas. Imagina una cuerda atada al centro de tu espalda tirando de ella hacia el cielo. Al inhalar de nuevo, permanece en esa posición y siente cómo el aire se esparce en tu espalda. Regresa a la posición inicial durante la exhalación. Toma tu tiempo y siente el estiramiento al repetir este ejercicio cinco veces.

Más galerías de fotos



Escrito por kelley ranaudo | Traducido por sergio mendoza