Las cinco etapas del duelo en el divorcio

Generalmente, el divorcio acarrea cierto grado de duelo. Después de todo, las personas no se casan con la intención de separarse. Sin embargo, muchos matrimonios hoy en día no sobreviven y el dolor derivado de la separación puede ser abrumador. Al igual que cualquier otro tipo de pérdida, el fin del matrimonio puede dar origen a diversas reacciones. Muchas personas experimentan cinco etapas de duelo, incluyendo negación, enojo, depresión y aceptación. Intenta tener piedad contigo mismo, busca ayuda en tus seres queridos y permítete sentir todas las emociones.

Negación

Cuando el matrimonio llega a su fin, la pérdida puede ser muy sorpresiva y difícil de digerir. Incluso si el divorcio es tu decisión, puedes tener problemas para creer y aceptar que la relación ha finalizado. En el artículo publicado en PsychCentral por Julie Axelrod, denominado "The 5 Stages of Loss and Grief" (las 5 etapas de la pérdida y el duelo), Axelrol explica que la negación es un tipo de mecanismo de defensa que suaviza el shock inmediato y nos protege del dolor de la pérdida. Al bloquear las circunstancias, no tienes que pensar acerca de las emociones difíciles que atravesarás.

Enojo

Luego de bajar a la realidad, muchas personas que atraviesan el divorcio pueden sufrir de enojo. Puedes tener resentimiento contra tu pareja debido a cosas que hizo o dijo, o puedes estar enojado contigo mismo por tus propias acciones que contribuyeron al fin del matrimonio. Durante esta etapa del duelo, las emociones pueden volverse muy intensas. Las personas se suelen concentrar en las cosas que odian de sus parejas, sus propios arrepentimientos o las cosas por las cuales se sienten culpables. Es un momento de culpa, irritación y disgustos. El enojo mal dirigido es muy frecuente, y puedes notar que tienes menos paciencia y te enojas con mayor facilidad en situaciones de la vida diaria.

Negociación

"La negociación es el último intento de aceptar la decisión del divorcio," explica Cathy Meyer, una profesional especializada en divorcios. En el artículo publicado en Huffington Post, denominado "The Emotional Stages of Divorce: What to Expect During and After the Divorce Process" (las etapas emocionales del divorcio: qué esperar durante y luego del proceso de divorcio), Meyer describe a la negociación como el momento en que intentas reparar el matrimonio dañado o convencerte de que el divorcio es la decisión correcta. Esta etapa suele ser el resultado del pánico, temor o deseo de recuperar el control. Puedes intentar negociar con tu pareja a fines de corregir lo que salió mal, o puedes intentar recordarte las razones por las cuales la relación no funcionó.

Depresión

La depresión suele ocurrir cuando la persona comprende que el matrimonio ha efectivamente llegado a su fin. Muchas decisiones y ajustes incómodos tienen lugar luego del divorcio, lo que puede llevar a una tristeza profunda. Por ejemplo, es posible que debas determinar quién recibe los diversos bienes, quién tendrá la custodia de los niños o quién deberá mudarse del hogar. Puedes perder amigos en común y puedes no querer asistir a determinados eventos. La depresión suele estar acompañada de vergüenza, y muchas personas atraviesan un período de aislamiento durante la etapa de duelo. En un artículo publicado en PBS, denominado "7 Steps to Overcome Your Grief" (7 pasos para superar el duelo), Debra Warner, M.S., M.F.T., explica que muchas personas se vuelven introvertidas y se aíslan de la sociedad hasta superar la pérdida.

Aceptación

En la última etapa del duelo, llegas a aceptar el divorcio como parte de tu vida. Aceptas la ayuda y apoyo de otros y comienzas, lentamente, a alejarte de las emociones negativas. El dolor puede no haberse ido para siempre, pero eres capaz de retomar tus actividades cotidianas sin una tristeza abrumadora.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel pancare | Traducido por florencia prieto