Cinco efectos de una buena nutrición

El efecto de la buena nutrición en tu cuerpo y mente parecen ser infinitos. Como lo señala el dicho popular "eres lo que comes". Las dietas altas en comidas procesadas, comidas rápidas, azúcar, sodio y grasas trans promueven enfermedades y obesidad, mientras que una dieta balanceada alta en alimentos nutritivos promueve la energía, la función mental clara y las defensas contra las enfermedades, así como también un buen físico.

Más energía

Uno de los efectos más notables que puedes ver, particularmente cuando cambias a una dieta saludable, es un aumento de energía. Los alimentos de alto contenido nutritivo ofrecen todo lo que el cuerpo necesita para funcionar al máximo. Harvard Medical School también señala que hay algunos consejos dietarios simples y específicos que puedes seguir, para aumentar tus niveles de energía. Esto incluye comer comidas más pequeñas que las comunes (particularmente en el almuerzo) evitando las dietas con muy bajas calorías y el alcohol y bebiendo la suficiente cantidad de agua.

Mejor función mental

Ofrecerle al cerebro grasas saludables y nutrientes es lo que necesitas para reforzar tu poder mental. Aproximadamente dos tercios del cerebro humano está hecho de grasas, lo que significa que una dieta rica en ácidos grados Omega 3 y Omega 6 es vital para un buen rendimiento del cerebro. Esas grasas saludables existen en alimentos saludables como pescado, nueces, semillas y aguacates.

Combatir el envejecimiento y las enfermedades

Un estudio publicado en 2008, en "Nature Reviews Neuroscience" afirma que hubo un tiempo que el alimento era considerado sólo un medio para dar energía, pero ahora finalmente se ha reconocido por su capacidad de luchar contra las enfermedades. AARP informa que los vegetales crucíferos mantienen al cuerpo luchando contra el cáncer. Los ácidos grasos Omega 3 combaten la inflamación. Las bayas contienen flavonoides que retrasan el envejecimiento y los aguacates disminuyen tu colesterol malo.

Menos posibilidades de enfermarte

Un sistema inmunológico fuerte es importante, no sólo para estar libre de enfermedades graves sino también libre de enfermedades comunes. Si no disfrutas cuando te resfrías o tienes gripe, una dieta rica en vitaminas y minerales te puede ayudar con eso. Según la Harvard Medical School las vitaminas A, B2, B6, C, D, E, el zinc y el selenio todos juegan un rol importante para mantener la función inmune (una dieta balanceada rica en frutas y verduras, incluyen proteínas saludables, grasas y carbohidratos incluirá cada uno de estos nutrientes).

Lucir bien

Una dieta saludable puede mantenerte en buen peso y ayudarte a construir un físico atractivo. Al comer alimentos de alto contenido de fibra, como las frutas y las verduras, consumirás menos calorías y más nutrientes, lo que frena las oportunidades de que tu cuerpo almacene grasa. Muchos atletas, incluyendo los atletas de Crossfit, siguen el tipo de dieta basada en plantas con el agregado de proteínas animales. Una amenaza común entre estas dietas atléticas es la omisión de carbohidratos procesados y refinados.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por aldana avale