5 autoexámenes de salud que todo hombre debería hacerse

Los signos de una salud deteriorada pueden esconderse en algunos lugares bastante inesperados. Te contamos dónde buscar.

Mucho puede pasar entre dos visitas al doctor, especialmente debido a que más de la mitad de los hombres saltean su examen físico anual, de acuerdo con la American Academy of Family Physicians. "Puedes sentirte fantástico pero aún así tener números fatales", dice Bruce B. Campbell, MD, un especialista en salud masculina de la Lahey Clinic en Burlington, Massachusetts. "Fatales" no es algo bueno en este ejemplo. Por eso es tan importante realizarse autoexámenes regulares. Y lo siento, hombres, pero un autoexamen de cáncer testicular no es suficiente para mantener su funcionamiento vital a salvo. De la cabeza a los pies, existen pequeños cambios que pueden anunciar condiciones médicas graves, las cuales deben ser informadas al doctor con urgencia. Aquí están los autoexámenes más sorprendentes (y fáciles y rápidos) que deberías adoptar en tu rutina matinal.

Examina: tu pelo

Si ves: que tu pelo se cae en zonas.

Puede significar: aunque la calvicie es simplemente la naturaleza haciendo su tarea (¡lo lamento!), la caída de tu pelo en montones puede significar que el estrés está haciendo sus desastres, dice Campbell. Las hormonas del estrés pueden causar que los glóbulos blancos en la sangre ataquen a los folículos, impidiendo que tu pelo crezca. Más aun, cuando tu pelo interrumpe su crecimiento, puede caerse, en montones y con facilidad, cuando te peinas o duchas. A la vez que esto es molesto, puede ser en realidad síntoma de un problema mayor, debido a que el estrés crónico puede aumentar tu riesgo de padecer cualquier cosa desde una enfermedad cardíaca hasta problemas con la memoria.

Seguimiento: entiende que el estrés no es en sí mismo una cosa. Es una reacción ante factores de tu vida externa. Si reaccionas de modo negativo, sientes "estrés". Habla con tu doctor o psiquiatra acerca de técnicas de manejo del estrés tales como el ejercicio y la meditación. Si padeces un desorden de ansiedad, estos profesionales pueden detectarlo y prescribir medicinas para ayudar a disminuir los efectos. Y mientras que abandonar tus hábitos estresantes ayudará a conseguir que tu pelo crezca, puedes acelerar las cosas obteniendo suficientes nutrientes para la salud del pelo tales como el hierro, los ácidos grasos omega-3 y la vitamina B12. El brócoli y el salmón son apuestas certeras para obtener una cabeza llena de pelo.

Examina: tus pechos (sí, hombres, ustedes también los tienen)

Si ves: que un pecho crece.

Puede significar: seguro, puedes llamarlos pectorales. Pero aún así contienen tejido mamario, lo cual significa que pueden desarrollar (lo adivinaste) cáncer de mama. Aunque sólo al rededor de 2.140 casos de cáncer de mama masculino son diagnosticados anualmente, los autoexamenes de pecho son una buena idea debido a que los hombres no se hacen mamografías regularmente. "El cáncer de mama en los hombres por lo general es diagnosticado en un estado más avanzado, y esto es porque lo ignoramos", explica Campbell.

Seguimiento: visita a tu médico para un examen. Si algo resulta sospechoso, él o ella pueden pedir una mamografía o ultrasonido para ver más de cerca qué está sucediendo bajo tu piel. Y ya que el cáncer de mama está entre tus preocupaciones, echa un vistazo a tu árbol genealógico. Aproximadamente uno entre cinco hombres que desarrollan el cáncer tienen antecedentes familiares cercanos, de acuerdo con la American Cancer Society.

Examina: el flujo de tu orina

Si tienes: problemas para orinar.

Puede significar: deja de culpar al síndrome de la vejiga tímida. Tus problemas en el baño pueden ser causados por una próstata agrandada, lo cual puede ser un signo de cáncer, dice Campbell. ¿Cómo? Aquí va una lección rápida de anatomía: la próstata rodea la parte superior de la uretra masculina, de modo que si se inflama o crece puede interrumpir con facilidad el flujo de la orina, haciendo más difícil comenzar, interrumpir o mantener un flujo constante.

Seguimiento: es tiempo para un examen de próstata. Un hombre de cada seis sufrirá de cáncer de próstata durante su vida, de acuerdo con la American Cancer Society. Y debido a que uno de cada treinta y seis hombres morirá de esta enfermedad, un diagnóstico temprano es clave. Pero antes de entrar en crisis, recuerda: una próstata agrandada no necesariamente significa que tienes cáncer. Si bien la causa del crecimiento benigno de la próstata no es conocida, muchos hombres de más de cuarenta años experimentan la condición, de acuerdo con los National Institutes of Health. Un examen rectal digital o un examen de sangre pueden determinar si necesitas realizarte una biopsia.

Examina: tu boca

Si ves: una nueva llaga o protuberancia que no desaparece.

Puede significar: no pienses que se trata de un afta obstinada. Una llaga o una protuberancia persistente en tus encías, lengua, garganta o labios puede ser cáncerígena. Alrededor de 40.250 personas (la mayoría de las cuales son hombres) contraerán cáncer de boca este año, de acuerdo con la American Cancer Society. Las investigaciones muestran que el cáncer de boca es dos veces más común entre los hombres que entre las mujeres, posiblemente debido a las infecciones de HPV cáncerígenas, las cuales no pueden ser detectadas en hombres.

Seguimiento: llama a tu doctor o dentista para un examen. Si él o ella ve o siente algo sospechoso, pruebas adicionales con un tinte especial, luz o un hisopado en busca de células para una biopsia (no te preocupes, es relativamente indoloro) pueden ayudar a identificar exactamente qué es la anormalidad.

Examina: tu cintura

Si ves: una circunferencia de más de 37 pulgadas.

Puede significar: sabes lo que dicen: "cintura grande, pantalones grandes". Y posiblemente diabetes y enfermedades cardiovasculares. "La grasa abdominal actúa como una fabrica que está constantemente produciendo jugos inflamatorios, los cuales pueden aumentar el riesgo de diabetes y enfermedad cardíaca", asegura Campbell. Más de uno cada tres hombres tiene una forma de enfermedad coronaria y el 11,8% de los hombres de veinte años o más tienen diabetes (y el exceso de peso es un factor de riesgo principal para ambas). Para obtener los resultados más precisos, usa una cinta métrica o hilo y rodea tu cintura justo por encima del ombligo. Y hazte un favor: no hagas trampa.

Seguimiento: ¡adelgaza! Reducir el tamaño de tu cintura puede disminuir significativamente tus posibilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca y diabetes, dice Campbell. Además, deberías hablar con tu médico acerca de cualquier otro factor de riesgo que pudieras tener, aun si pareces estar libre de síntomas. La mitad de los hombres que mueren súbitamente de enfermedades coronarias no poseen síntomas, de acuerdo con la American Heart Association.

Foto: iStockphoto

Más galerías de fotos



Escrito por k. aleisha fetters
Traducido por sofía bottinelli