Cómo hacer té de cilantro

Con una apariencia similar a la de perejil de hoja plana, el cilantro es una hierba usada a menudo para condimentar platillos de Asia, el Caribe y México. Llena de una variedad de antioxidantes, el cilantro posee una larga historia como hierba medicinal, suele utilizarse para ayudar en la digestión y sirve para eliminar las toxinas del cuerpo. Dependiendo de tu genética individual, tal vez encuentres que el sabor inusual del cilantro es agradable o repugnante, pruébalo en té y averigua cómo te conviene. Para la mayoría de la gente, el cilantro posee un sabor fresco, a menudo como de cítricos, haciendo que sea idea para preparar un sabroso té.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cilantro picado fresco o seco
  • Infusor de té
  • Taza de té
  • Agua hirviendo
  • Azúcar o miel (opcional)

Instrucciones

  1. Llena un infusor de té con cilantro picado fresco o seco y colócalo en una taza de té.

  2. Vierte agua hirviendo en la taza de té y sumerge de cinco a diez minutos. Esto libera las cualidades nutricionales y sabor en el agua, creando el té. Retira el infusor de la taza de té.

  3. Prueba el té y si deseas, agrega azúcar o miel.

Consejos y advertencias

  • Para variedades de sabor adicional, considera agregar hojas de menta o cáscaras de naranja para el cilantro en tu infusor de té.
  • No todo el mundo encuentra que el cilantro es sabroso. Mientras que algunas personas disfrutan del sabor, otros encuentran que tiene un sabor a jabón, metal o incluso suciedad. Una investigación publicada en Chemical Senses enlaza esta diferencia de sabor a genes específicos responsables del sabor y el olor. Si experimentas un sabor jabonoso, trata de machacar las hojas antes de colocarlas en el infusor de té. Esto puede liberar las enzimas vinculadas a ese sabor, lo cual proporciona al cilantro con un sabor más suave.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por valeria garcia