¿El ciclo de Krebs es aeróbico o anaeróbico?

La principal diferencia entre las condiciones anaeróbicas y aeróbicas es el requisito de oxígeno. Los procesos anaeróbicos no requieren oxígeno, mientras que los procesos aeróbicos sí. El ciclo de Krebs, sin embargo, no es tan simple. Se trata de una parte de un complejo proceso de múltiples pasos llamado respiración celular. Aunque el uso de oxígeno no está directamente implicado en el ciclo de Krebs, se considera un proceso aeróbico.

Respiración celular aeróbica general

La respiración celular aeróbica se produce cuando las células consumen alimentos para producir energía en forma de trifosfato de adenina, o ATP. El catabolismo de la glucosa de azúcar marca el inicio de la respiración celular cuando la energía se libera de sus enlaces químicos. El proceso complejo consta de varios elementos interdependientes, como la glucólisis, el ciclo de Krebs y la cadena de transporte de electrones. En general, el proceso requiere de 6 moléculas de oxígeno por cada molécula de glucosa. La fórmula química es C6H12O6 + 6O2 -> 6CO2 + 6H2O + energía ATP.

El ciclo de Krebs Predecesor: glucólisis

La glucólisis se produce en el citoplasma de la célula, y debe preceder al ciclo de Krebs. El proceso requiere el uso de dos moléculas de ATP, pero como la glucosa se ​​descompone a partir de una molécula de azúcar de seis carbonos en dos moléculas de azúcar de tres carbonos, se crean cuatro ATP y dos moléculas de NADH. El azúcar de tres carbonos, conocido como el piruvato, y NADH son transportados al ciclo de Krebs para crear más ATP bajo condiciones aeróbicas. Si no hay oxígeno presente, al piruvato no se le permite entrar en el ciclo de Krebs y es oxidado para producir ácido láctico.

Ciclo de Krebs

El ciclo de Krebs se produce en las mitocondrias, que también se conocen como la casa de la energía de la célula. Después de que el piruvato llega desde el citoplasma, cada molécula se descompone completamente de un azúcar de tres carbonos en un fragmento de dos carbonos. La molécula resultante se une a una co-enzima, que inicia el ciclo de Krebs. Como el fragmento de dos carbonos viaja a través del ciclo, tiene una producción neta de cuatro moléculas de dióxido de carbono, seis moléculas de NADH, y dos moléculas de ATP y FADH2.

La importancia de la cadena de transporte de electrones

Cuando se reduce el NADH a NAD, la cadena de transporte de electrones acepta los electrones de las moléculas. A medida que los electrones se transfieren a cada portadora dentro de la cadena de transporte de electrones, la energía libre se libera y se utiliza para formar ATP. El oxígeno es el aceptor final de electrones en la cadena de transporte. Sin oxígeno, la cadena de transporte de electrones se atasca con los electrones. Por consiguiente, NAD no puede ser producido, provocando de este modo la glicolisis para producir ácido láctico en lugar de piruvato, el cual es un componente necesario del ciclo de Krebs. Por lo tanto, el ciclo de Krebs es muy dependiente de oxígeno, y se lo considera un proceso aeróbico.

Más galerías de fotos



Escrito por janice davis | Traducido por mariela rebelo