Ciclismo vs natación para cardio

La natación y el ciclismo son excelentes formas de ejercicio aeróbico, especialmente para las personas que no les gusta correr. El ciclismo tiene la ventaja de la comodidad, es más fácil para la mayoría de la gente a subirse a una bicicleta de lo que es encontrar una piscina o un cuerpo de agua natural donde se puede hacer un entrenamiento de natación. Puedes andar en bicicleta en las carreteras, en el gimnasio o incluso en su sala de estar, si tienes una bicicleta estacionaria o un entrenador que le permite desplazarse dentro.

Comparación calórica

Mientras que el ciclismo trabaja principalmente los cuádriceps, la natación es un ejercicio más de todo el cuerpo, los músculos que trabajan en la espalda, los hombros, el pecho, el núcleo y las piernas. Nadar también quema muchas calorías, una persona de 154 libras al nadar una carrera de estilo libre lento (crol de frente) quema 510 calorías por hora, casi tanto como las 590 calorías que la misma persona se quema en bicicleta a más de 10 mph. Aumenta el ritmo a un freestyle más rápido, y quemarás más de 700 calorías por hora.

Importancia del corazón

En ambas actividades, la frecuencia cardíaca en el ejercicio duro puede ser un poco menos de lo que sería para el funcionamiento de la misma intensidad. En la natación, la frecuencia cardíaca es menor debido a que el agua tiene un efecto de enfriamiento, boyante y la compresión que hace que sea más fácil para el corazón para suministrar oxígeno a los músculos activos. El ciclismo es un deporte sin peso, lo que puede explicar por qué los investigadores han descubierto que el ritmo cardíaco máximo de un triatleta entrenado en el ciclismo es de seis a 10 latidos por minuto más lento que cuando se ejecutan.

Monitorizando el esfuerzo

Además de su conveniencia, los atletas encuentran que es más fácil controlar su ritmo cardíaco en la moto que en la piscina. Los ciclistas pueden comprobar su ritmo cardíaco fácilmente con un transmisor de pecho y un monitor atado a sus manillares. Los nadadores, por su parte, sólo pueden comprobar su ritmo cardíaco cuando se detienen.

Estructuras de ejercicio

Los entrenamientos efectivos de natación y el ciclismo suelen utilizar métodos de formación similares para lograr sus beneficios cardiovasculares. Los entrenamientos típicos de natación incluyen ejercicios de calentamiento, ejercicios, un conjunto principal que puede incluir intervalos duros o duros esfuerzos sostenidos en una frecuencia cardíaca alta, y un enfriamiento. Los entrenamientos de ciclismo menudo incluyen sobrecargas planificada o intervalos duros, repeticiones de colina y otros métodos diseñados para entrenar el cuerpo para poder trabajar aeróbicamente a frecuencias cardíacas más altas.

Haz tu elección

El mejor ejercicio es uno que te guste hacer, porque es más probable que continúes haciéndolo y disfrutando de los beneficios para la salud. Tanto el ciclismo y la natación te permiten elevar tu ritmo cardíaco y mantener ese esfuerzo, que es lo que un efectivo entrenamiento de cardio pretende hacer. Mientras que el ciclismo es una habilidad que la mayoría de la gente puede adquirir rápidamente, la natación puede tomar más tiempo para dominar. Sin embargo, muchas de las actividades de natación, incluidas las de costado, espalda, correr en agua, etc queman calorías a un ritmo alto, así que no es difícil encontrar una actividad de agua que se ajuste a tus habilidades.

Más galerías de fotos



Escrito por jim sloan | Traducido por ana laura nafarrate