El ciclismo y los tirones en los músculos de la pantorrilla

Alrededor de 86 millones de estadounidenses practican ciclismo, de los cuales 40 por ciento son adultos, según Outdoor Industry Association. El ciclismo brinda beneficios médicos y sociales, tales como mejora en la salud cardiovascular, control de peso y un vínculo familiar más fuerte. El ciclismo también es adecuado si estás en busca de un ejercicio de bajo impacto. Sin embargo, también puede causar lesiones tales como tirones en los músculos de la pantorrilla.

¿Qué es un tirón muscular en la pantorrilla?

Las lesiones de tejidos blandos, tales como un tirón muscular en la pantorrilla, son tipos comunes de lesiones cuando se practica ciclismo. El grupo muscular de la pantorrilla se compone de tres músculos: los gastrocnemios, el sóleo y el plantar. Los tirones musculares en la pantorrilla suelen afectar al gastrocnemio. Suceden cuando el músculo se desgarra o se estira demasiado.

Causas y factores de riesgo

Existe una variedad de factores que pueden contribuir a un tirón muscular en la pantorrilla, incluyendo debilidad de los músculos, calentamiento inadecuado o montar una bicicleta por demasiado tiempo en un día. Tu forma o técnica al momento de practicar ciclismo también puede causar una distensión en la pantorrilla, como cuando el pie está apuntando hacia arriba y el músculo de la pantorrilla se extiende demasiado cuando la pierna llega a la posición más baja del ciclo. Los músculos tensos, el clima frío y la fatiga son también posibles causas de tirones musculares en la pantorrilla.

Ajuste de bicicleta, técnica y resistencia

Asegurarte de que tu bicicleta esté correctamente ajustada puede reducir el riesgo de tirones en la pantorrilla. El asiento debe estar a la altura correcta para que no estires demasiado el músculo de la pantorrilla al pedalear. Tus pies deben estar apuntando hacia adelante mientras te desplazas, no hacia arriba. Además, pedalea con una resistencia o velocidad que puedas manejar. Si la velocidad es demasiado dura, tendrás que pedalear con más fuerza y posiblemente esforzarte demasiado, lo que causará un tirón muscular.

Protección muscular

Estirar los músculos de la pantorrilla ayuda a aumentar la flexibilidad y a prevenir las lesiones musculares. Siempre calienta antes de estirar los músculos de tu pantorrilla, ya sea caminando o pedaleando a un ritmo lento durante unos cinco a 10 minutos. Para un estiramiento básico de pantorrilla, coloca tus manos contra una pared. Con tu rodilla derecha ligeramente flexionada, estira la pierna izquierda hacia atrás y empuja el talón hacia el suelo. Mantén este estiramiento durante 15 a 30 segundos. Vuelve a la posición inicial y repite con la otra pierna. Repite el estiramiento en ambas piernas.

Tratamiento

La primera vez que sufras una lesión de este tipo, de leve a moderada, puedes tratarla con reposo, hielo, compresión y elevación. Deja de practicar ciclismo hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan. Coloca hielo en la pantorrilla durante 15 a 20 minutos cuatro veces al día. Mantén tu pierna elevada tanto como sea posible. Después de tres a cinco días, puedes comenzar a aplicar calor para acelerar el proceso de curación. Una vez que ya no sientas dolor agudo, comienza a realizar estiramientos suaves durante 10 segundos aproximadamente, de cuatro a seis veces al día. Si experimentas síntomas como contusiones o calambres, es probable que tengas una tensión severa de grado 3. Busca atención médica tan pronto como sea posible.

Más galerías de fotos



Escrito por kay uzoma | Traducido por gerardo núñez noriega