¿Hacer ciclismo quema grasas?

El ciclismo (el tipo de tracción humana) es un ejemplo de ejercicio aeróbico, que es una actividad que hace que aumentes el ritmo cardíaco y aumentes la demanda de tu cuerpo de oxígeno. La actividad aeróbica que dura más de unos 20 minutos comienza a quemar grasa porque en ese momento, o antes, que la tienda de tu cuerpo de energía de los hidratos de carbono se ha agotado (y la grasa ​​almacena la energía esperando a ser utilizada). La Clínica Mayo recomienda un mínimo de 30 minutos de bicicleta u otra actividad aeróbica cada día para tener una vida más larga y saludable.

Resistencia muscular

El ciclismo involucra contracciones musculares repetitivas y dinámicas que requieren resistencia muscular. Las actividades de resistencia muscular, como las fibras musculares de trabajo en bicicleta pueden sostener contracciones durante períodos más largos de tiempo. Las fibras musculares que puedan sostener las contracciones más largas requeridas para el ciclismo también contienen componentes más la quema de grasa que las fibras que realizan contracciones cortas.

Uso de energía

Tu contraes los músculos en la parte inferior del cuerpo, mientras que el ciclismo y en menor medida, en la sección media. Estas contracciones requieren energía. Los componentes celulares conocidos como mitocondrias producen energía que hace posible que los músculos se contraigan al ciclismo. Las mitocondrias producen energía por la quema de grasa y su conversión en energía celular conocido como trifosfato de adenosina o ATP. El ciclismo puede quemar grasas considerablemente, porque este tipo de actividad de resistencia muscular recluta fibras musculares que contienen el mayor número de mitocondrias para quemar grasa.

Actividad aeróbica

Las actividades aeróbicas como el ciclismo mantienen tu frecuencia cardíaca por encima de tu frecuencia cardíaca en reposo. Estas actividades de energía reclutan glucógeno almacenado en los tejidos musculares y cambian la energía de la grasa después de agotar las reservas de glucógeno. Andar en bicicleta y otras actividades aeróbicas pueden quemar grasa si tus sesiones de ciclismo duran el tiempo suficiente para que tu cuerpo pueda descomponer la grasa y obtener energía. ExRx.net sugiere andar en bicicleta casi todos los días de la semana durante al menos 45 minutos por sesión, pero preferiblemente de 60 a 90 minutos para quemar la grasa suficiente para alcanzar las metas de pérdida de peso.

Intensidad de entrenamiento

La frecuencia cardíaca oscila entre 60 y 70 por ciento de tu frecuencia cardiaca máxima durante una actividad de baja intensidad aeróbica como el ciclismo. Calcula tu frecuencia cardiaca máxima restando tu edad de 220. Según la National Federation of Personal Trainers, tu cuerpo realmente consume más energía de la grasa almacenada con una menor actividad aeróbica de intensidad como andar en bicicleta de lo que lo hace con entrenamientos más cortos de alta intensidad. El ciclismo frecuente de baja intensidad puede quemar suficiente grasa para contribuir a un régimen de pérdida de grasa saludable si tus sesiones de ciclismo duran una hora o más.

Fallo mitocondrial

El ciclismo de intensidad superior puede aumentar la cantidad de grasas que los músculos queman. Puedes alcanzar una intensidad superior en bicicleta cuesta arriba contra una mayor resistencia, el objetivo es hacer que tu ritmo cardíaco exceda el 70 por ciento de tu máximo ritmo. El ciclismo de intensidad superior puede causar que el ácido láctico se acumule en las fibras musculares, lo que inhibe progresivamente la química del cuerpo que facilita la contracción muscular. La acumulación de ácido láctico es lo que produce esa sensación de ardor en los músculos durante un entrenamiento. El fallo mitocondrial se produce cuando se agota la energía en las fibras musculares y no puede contraer sus músculos. Esto puede aumentar la cantidad de grasa que quemas mientras andas en bicicleta, ya que las fibras musculares se adaptarán a la insuficiencia mitocondrial mediante la producción de más mitocondrias durante la recuperación después de usar la bicicleta.

Más galerías de fotos



Escrito por miguel cavazos | Traducido por juan ignacio ceviño