Ciclismo con nervios pellizcados

Los nervios pellizcados, o neuropatía compresiva, suceden cuando hay demasiada presión en un solo nervio por demasiado tiempo. La presión inhibe la habilidad del nervio de funcionar y puede ocasionar hormigueo y entumecimiento. Los nervios pellizcados son un mal común entre los ciclistas y, si no se atiende adecuadamente, puede resultar en daño permanente para el nervio.

Síntomas

Las áreas comunes de nervios pellizcados entre los ciclistas son las muñecas, el cuello y la espalda, aunque en realidad pueden resultar en cualquier parte del cuerpo. De acuerdo con la Clínica Mayo, el área afectada se entumece y puede hormiguear y sentirse como si se fuera "a dormir", también puede ocasionar un dolor agudo desde adentro y puede incluso sentirse débil y contraerse involuntariamente.

Causas

Los nervios pellizcados relacionados con el ciclismo son, en la mayoría de los casos, ocasionados por mala postura, un pobre ajuste de la bicicleta o mantener la misma posición por periodos de tiempo muy extensos. El entumecimiento y el hormigueo en las manos, sobre todo en los dedos anular y medio, puede deberse a presión extensa de las muñecas sobre el manubrio junto con la vibración ocasionada por el camino sobre las barras. El dolor en el cuello es a causa de la rigidez al estar sobre la bicicleta o no realizar paradas para estirarse cada 5 ó 10 minutos. El dolor en la espalda baja, o el dolor que irradia desde la parte inferior hacia los glúteos, es ocasionada por una mala posición tanto sobre la bicicleta como en las demás actividades, la falta de estiramiento antes y después de andar en bicicleta y por un mal ajuste sobre ella.

Tratamiento

Una vez que se desarrolla un nervio pellizcado, puede tratarse fácilmente y curarse siempre y cuando el individuo se dé cuenta de la inmediata necesidad de realizar el tratamiento y de descansar. Si tienen dolor, entumecimiento u hormigueo en cualquier zona del cuerpo mientras estás sobre la bicicleta, detén el ejercicio y deja que los nervios descansen. Toma este tiempo para visitar un taller de bicicletas para que evalúen tu postura al andar así como tu ajuste en ella. Tal vez requieras de algún medicamento anti-inflamatorio para reducir cualquier inflamación en los músculos que podrían causar presión en tus nervios. Si el dolor no cede entre 5 y 10 días, consulta a tu médico.

Prevención

Evalúa tu postura sobre la bicicleta y redistribuye tu peso si tus muñecas, cuello o espalda presentan algún dolor. Para aliviar la presión es importante hacer estiramientos de muslos antes y después de andar en bicicleta para aliviar la tensión en la espalda baja. Incorpora ejercicios abdominales a tu rutina de ejercicios para fortalecer los músculos alrededor de la espalda baja y ayudarte a tener mejor condición para trayectos más largos y subir pendientes más inclinadas, según Performance Tips. En muchos casos, volver a examinar el tamaño de tu bicicleta y un ajuste más adecuado al igual que poner atención a la posición adecuada sobre la bicicleta y cuando no estés en ella también. Todo esto te ayudará a evitar problemas futuros.

Más galerías de fotos



Escrito por lily obeck | Traducido por ricardo frot