El ciclismo estacionario en comparación con el ciclismo al aire libre

Las bicicletas estacionarias o fijas proporcionan a los ciclistas una manera de continuar ejercitándose durante el clima inclemente y los largos inviernos con nieve. Muchos ciclistas de carretera y montaña pueden considerar la bicicleta estacionaria como algo aburrida en comparación con la variedad de sensaciones que ofrece el ciclismo al aire libre, sin embargo, las bicicletas estacionarias ofrecen ciertas ventajas que las convierten en una buena opción para el entrenamiento general del ciclista.

Las ventajas del ciclismo al aire libre

La naturaleza fundamental del ciclismo es hacerlo al aire libre. Afuera, la bicicleta no es rígida, se mueve ligeramente de lado a lado, ayudándote a sincronizar el ritmo entre la parte superior y la parte inferior de tu cuerpo. Cuando practicas el ciclismo al aire libre desarrollas el equilibrio, especialmente cuando haces transiciones hacia adentro y afuera del asiento, subes cuestas, das vueltas y andas por todo terreno. Tanto el pavimento como la pista ofrecen variaciones inesperadas en el terreno y el viento, manteniéndote más enfocado y desarrollando tu fluidez. El ciclismo al aire libre también disipa el calor que generas mientras te ejercitas y mantenerte fresco te ayuda a mantener tu ritmo cardiaco bajo, lo que mejora tu rendimiento, de acuerdo con la entrenadora profesional Renee Eastman de Carmichael Training Systems.

Desventajas del ciclismo al aire libre

Algunos de los beneficios del ciclismo al aire libre también son desventajas, cuando los ves desde un ángulo diferente. Afuera, tu entrenamiento depende del terreno así como de la resistencia del viento. Si vives en un área relativamente plana, puede ser que no tengas pendientes para entrenarte. Si deseas mantener un ritmo específico en el curso de tu carrera, la resistencia del viento te puede hacer trabajar más duro, mientras que el empuje del viento puede evitar que subas tu ritmo cardiaco. El ciclismo al aire libre depende del clima y la hora del día; mientras que las luces hacen posible que lo practiques en la obscuridad, no siempre puedes distinguir cada obstáculo o bache, lo que aumenta la posibilidad de agujerar un neumático o sufrir un percance. El tráfico es uno de los riesgos permanentes del ciclismo al aire libre, volviendo aun más peligroso andar en la noche o al despuntar el alba, cuando la visibilidad es más baja.

Las ventajas de la bicicleta estacionaria

La principal ventaja de las bicicletas estacionarias es que puedes seguir entrenando cuando no lo puedes hacer al aire libre debido al clima, la hora del día o los cambios de estación. Debido a que no necesitas enfocarte en mantener el equilibrio, puedes hacer otras cosas al mismo tiempo, como ver la televisión o leer. Esta estabilidad también es una ventaja para los ciclistas con la clavícula rota, una lesión común en ellos; siempre y cuando el médico de el visto bueno, la manera más segura de entrenarse mientras sana la clavícula es usando la bicicleta estacionaria. Otra de las ventajas de la bicicleta estacionaria es que no hay cuestas hacia abajo o con el empuje del viento, lo que significa que tus movimientos deben ser constantes y esto hace que tu entrenamiento sea más intenso.

Desventajas de la bicicleta estacionaria

La falta de estímulos sensoriales durante el uso de una bicicleta fija puede hacer que sea aburrido en comparación con la práctica al aire libre, en la cual no solamente cambia el panorama, sino que tienes que reaccionar a las condiciones de la carretera, las señales de tráfico y los vehículos. Si colocas tu bicicleta sobre un entrenador, este puede ejercer cierta presión sobre el armazón de tu bicicleta dañando su pintura, además, la resistencia del entrenador sobre la llanta trasera ocasiona que esta se desgaste rápidamente, haciendo que tengas que cambiarla por una más barata si lo haces a menudo, o arriesgarte a arruinar tu mejor llanta. Otra característica de la bicicleta estacionaria es que puedes mejorar tu ritmo, pero su rigidez no te permite ejercitar tu equilibrio y fluidez.

Más galerías de fotos



Escrito por meg campbell | Traducido por maria del rocio canales