El ciclismo y las erupciones en la cara interna de los muslos

La parte interna del muslo es el sitio perfecto para que progrese una erupción durante el ciclismo. Muchos ciclistas están acostumbrados al dolor y la irritación que este tipo de erupción puede causar, y es conocida como "molestia del asiento". La zona de los muslos es cálida, húmeda y experimenta a menudo una gran cantidad de fricción mientras realizas ciclismo. La fricción se produce cuando los muslos rozan el asiento de la bicicleta o se frotan entre sí durante el pedaleo. Toma medidas preventivas para detener una erupción y evitar las molestias.

Etapas

Una erupción por ciclismo se desarrolla en tres etapas. Es posible que primero experimentes una ligera abrasión o "zona caliente" en una parte de los muslos. Aquí es donde debes tomar medidas para curarla y evitar que empeore. Si no lo haces, al erupción puede avanzar a la siguiente etapa, la foliculitis. Esta se caracteriza por bultos en los folículos pilosos que están llenos de pus. Es doloroso e irritante. Si no se trata y con continúas andando, esto puede progresar a un absceso. Esto es una infección de la zona de erupción que se caracteriza por grandes protuberancias calientes e inflamadas. Si la erupción progresa a un absceso, consulta a tu médico.

Vestimenta

Los pantalones cortos de ciclismo son muy ajustados y están hechos de spandex suave destinado a deslizarse sobre cualquier cosa con una fricción mínima. Además, absorben el sudor de tu cuerpo, otra razón por la que puede formarse una erupción. Estos pantalones también te pueden ofrecer una mayor comodidad ya que la mayoría contiene una almohadilla de gamuza en la parte de las nalgas que suaviza tu apoyo, lo que reduce la fricción. Elige un pantalón sin costura. Cualquier área que tenga un lugar para la fricción puede iniciar una erupción.

Ungüento y jabón

El jabón puede ayudar a evitar que una erupción empeore y el ungüento puede directamente detener su desarrollo. Si notas una erupción, lava el área con un jabón suave, luego hidrata la zona. Mantener la piel limpia y suave puede reducir el empeoramiento de una erupción. La vaselina, o ciertas pomadas hechas específicamente para los ciclistas, pueden prevenir esta molestia. Aplica la pomada en cualquier zona propensa a la irritación, como los glúteos o los muslos internos, también se puede recubrir el interior de los pantalones cortos. La pomada actúa como lubricante, permitiendo que la piel se deslice más allá de cualquier cosa con la que pudiera entrar en contacto.

Comodidad de la bicicleta

Un buen ajuste de la bicicleta te permite pedalear con fuerza y ​​reducir el peso que colocas en tu asiento. Configurar tu bicicleta para que se adapte bien a ti y elegir el asiento adecuado puede ayudar a evitar una erupción. Ajusta la altura del asiento para que tu rodilla esté ligeramente curvada en la parte más baja de la rueda del pedal. Un asiento demasiado alto hará que tu cuerpo se balancee sobre el asiento, lo que aumenta la fricción. Para un ajuste adecuado de la bicicleta, visita tu tienda local donde un profesional te puede ayudar. Elige el asiento adecuado para ti también. Un buen asiento debe ser de apoyo y reducir la fricción. Un material de soporte, como el cuero, no cede cuando te sientas en él, reduciendo así la fricción. Tu asiento debe ser lo suficientemente amplio como para adaptarse a tu anatomía, proporcionando el máximo apoyo a tus isquiones.

Más galerías de fotos



Escrito por laura niedziocha | Traducido por mar bradshaw