Ciclismo y aumento de los niveles de testosterona

En deportes de resistencia como el ciclismo competitivo, el aumento de los niveles de testosterona podrían ofrecer varias ventajas de rendimiento. Desafortunadamente, los detalles específicos de un entrenamiento adecuado en la bicicleta para elevar los niveles de testosterona sigue siendo incierto. La mayoría de los estudios que examinaron los cambios en los niveles de testosterona se han centrado en el entrenamiento de la resistencia en lugar del entrenamiento aeróbico o de resistencia. Todavía puedes hacer algunos supuestos seguros que pueden ayudar a mejorar tu rendimiento sobre la bicicleta.

Beneficios de rendimiento

Lo más importante para el rendimiento en ciclismo, la hormona testosterona promueve la síntesis de proteínas, reconstruyendo los tejidos y desarrollando los músculos. En respuesta al ejercicio, la proteína de síntesis aumenta el tamaño y la fuerza del músculo. Mientras esto ocurre, más fuerza se puede aplicar a los pedales durante el pedaleo, lo que se traduce generalmente en velocidades más rápidas.

Cómo montar

Henrik Galbo en su libro “Hormonal and Metabolic Adaptations to Exercise”, dice que el ejercicio de alta intensidad aeróbica estimula el aumento de testosterona en la sangre durante y después del ejercicio. En un estudio sobre el entrenamiento de resistencia por William Kraemer, los niveles de testosterona aumentaron significativamente cuando la carga de trabajo aumenta y disminuye en las fases de reposo. En aplicación a la bicicleta, recorrer las millas en niveles de alta intensidad podría aumentar los niveles de testosterona durante y después del ejercicio y posteriormente, ayudar a mejorar tu rendimiento.

Demasiado

Montar en bicicleta a altas intensidades y volúmenes puede aumentar los niveles de testosterona, pero el exceso puede ser malo. Durante un paseo, el cuerpo descompone las proteínas en su mayoría a través de la liberación de otras hormonas, como el cortisol. Después del ejercicio, la testosterona ayuda entonces al proceso de recuperación. En un estudio sobre nadadores de elite a los que los volúmenes de entrenamiento se les duplicaron en 10 días, JP Kirwan y asociados reportaron incrementos significativos en el cortisol y la disminución constante de la testosterona.

Mujeres ciclistas

De los estudios realizados, pocos han sido capaces de demostrar un aumento significativo de la testosterona después del ejercicio. Las mujeres tienen entre 15 y 20 veces menos testosterona que los hombres, así que esto parecería lógico. Independientemente de los niveles de testosterona, las mujeres siguen mostrando importantes mejoras en el rendimiento en el ciclismo con un entrenamiento adecuado y consistente.

Relación de peso y potencia

La mayoría de los ciclistas quieren más potencia, que se deriva de los músculos más grandes y fuertes sin añadir demasiado peso corporal ya que el sobrepeso puede reducir la velocidad. Aunque el aumento de los niveles de testosterona se producen en el ejercicio de resistencia de alta intensidad, Kraemer sugiere que la ampliación del músculo en realidad no se produce. Los investigadores Jack Wilmore y David Costill informaron que los corredores bien entrenados disminuyeron los niveles de testosterona en reposo.

Más galerías de fotos



Escrito por scott flynn | Traducido por gabriela nungaray