Cómo hacer chuletas de cerdo sin hueso al horno

Las chuletas de cerdo horneadas son una entrada deliciosas, satisfactoria y con alto contenido proteínico, siempre y cuando no las quemes. La carne de puerco de hoy en día es relativamente magra y para hornearla no hace falta las calorías extras de la grasa para cocinar. Simplemente presta atención a lo que agregues para mantener tu comida sana. Las chuletas sin hueso toman un poco más de tiempo en cocinarse que las que tienen hueso, pero la diferencia es insignificante. Incluso es más fácil leer la temperatura interna para revisar el punto de cocción, pues no tendrás que preocuparte de que el termómetro entre en contacto con el hueso y de una lectura incorrecta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bandeja para hornear
  • Papel aluminio
  • Aceite de cocina o aerosol para cocinar
  • Cuchillo de cocina sin dientes
  • Condimentos
  • Termómetro de lectura inmediata para carne

Instrucciones

  1. Pre-calienta el horno a 425 grados Fahrenheit (218 C). Deja que caliente por lo menos 15 o 20 minutos, hasta alcanzar esta temperatura. Prepara una bandeja para hornear, cubriéndola con aluminio y engrasándola ligeramente con aceite de cocina o aerosol para cocinar.

  2. Corta la mayor parte de la grasa en los bordes de las chuletas, usando un cuchillo sin dientes bien afilado.

  3. Condimenta el cerdo a tu gusto. Para una preparación simple, aplica sal, pimienta y una o dos hierbas, como romero, albahaca, salvia o tomillo. También puedes usar condimentos cajún o negros para darle un poco de picante o una mezcla de condimentos o especias secas, como las hierbas de Provenza o condimento italiano. También puedes empanar las chuletas, remojándolas en claras de huevo batidas y cubriéndolas con migas de trigo entero; agrega harina de maíz o queso parmesano rayado para darle más sabor.

  4. Coloca las chuletas sin hueso en la bandeja cubierta con papel aluminio, sin dejar que se toquen. También puedes colocarlas sobre una capa gruesa de acelga, col u otra verdura de hojas oscuras. Esto servirá para crear un complemento nutritivo para tu comida, pues los jugos del cerdo le darán sabor a los vegetales. Pon la bandeja en el horno.

  5. Hornea las chuletas por unos 15 o 20 minutos. El tiempo de cocción puede variar según el grosor de las chuletas, el desempeño de tu horno y otros factores. Lee la temperatura interna en el centro de la parte más gruesa de la carne con un termómetro de lectura instantánea; estarán listas cuando el termómetro marque 145 F (62,7 C).

  6. Saca inmediatamente las chuletas de cerdo de la bandeja para que no se quemen. Antes de servir, déjalas reposar por cinco minutos, para que los jugos en su interior se asiente.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por eduardo moguel